lunes, 20 de septiembre de 2010

Un punto de vista diferente al de Cecilia Blume sobre la Cédula Viva



Wilfredo Fidel Vilcapoma Yurivilca (willvil2404@hotmail.com) nos hace llegar un punto de vista diferente al de Cecilia Blume sobre la Cédula Viva de interés para todos aquellos que gozan de un derecho adquirido como es la Cèdula Viva y que de pronto , existen polìticos que pretenden eliminarla con argumentos deleznables que no resisten la mìnima razón , lógica o sentido común.

La libertad de opinión es un derecho siempre y cuando no se haga abuso del mismo, como en este caso, en el que la autora de éste articulo abusando de la columna que tiene en un medio de comunicación local, expresa su opinión en un tema en el que no tiene la autoridad moral para hacerlo por haber sido funcionaria del actual gobierno, que es el que a presentado el proyecto de eliminación de la cedula viva, y por lo tanto su opinión es sesgada e injusta pues debió en principio informar las razones u argumentos por los que se creó la ley de la cédula viva para militares y policías quienes defendieron la paz, el orden social y la democracia en el Perú y lo hicieron poniendo el pecho enfrentando el fanatismo al que llegaron un grupo de peruanos empujados por la injusticia y el abandono (no lo hicieron con marchas ni desde un escritorio).
La autora del artículo debe informarse de las condiciones en las que esos pensionistas (a los que ella se refiere con indiferencia) trabajaron durante mas de treinta años con sueldos miserables, sin disponer de su tiempo ni lugar de trabajo, aceptando esta condición por vocación de servicio y con la esperanza de que algún día la situación mejore, pues eso se lo garantizaba la ley sin pensar siquiera que un grupo de ingratos pretendan cambiar la norma o contrato implícito, después de haber obtenido el servicio, condenándolos a vivir en la miseria, en esta última etapa de su vida y hasta el último de sus días. Me pregunto también, que hay de los derechos ganados?
Ahora sí entiendo que el objetivo final de un grupúsculo de vende patria es desaparecer a la Fuerza Armada, pues estas acciones solo apuntan a desmotivar al personal en actividad y que las nuevas generaciones no postulen a las escuelas de formación. Afortunadamente los ciudadanos conscientes del país en primera instancia y los directamente afectados en última no permitirán que esta infamia prospere.
Si esta señorita tiene un ápice de sentido de la justicia, debería publicar en su espacio periodístico un artículo de alguien que en este asunto no piense como ella.
FMDO : DARIO
Apuntes sobre la cédula viva de militares y policías
Por: Cecilia Blume*

Martes 14 de Setiembre del 2010
Hace unos años, con mucho esfuerzo, se cerró definitivamente el Decreto Ley 20530, conocida como la cédula viva, régimen remunerativo que permitía a los pensionistas en sus casas recibir una remuneración igual a la del personal activo. Ello hacía imposible que a los trabajadores se les subieran los sueldos, pues se tenía que equiparar a los pensionistas, sus viudas y sus hijas solteras.
Luego de reformar la Constitución, en un esfuerzo que tomó años, se logró poder aumentar el sueldo a las personas que trabajan para el Estado sin que ello se replique en los jubilados. Así, el país deja de gastar y los trabajadores ganan mejor. En ese entonces no se tocó el régimen especial de los militares y la policía, y hoy el MEF viene liderando una propuesta para terminar con la cédula viva para poder, así, pagarle más al personal en actividad.
La distorsión salarial en todo el Estado es grande a raíz de la cédula viva. Así, hoy un general de división gana S/.2.600 como remuneración pensionable promedio, percibe aproximadamente S/.8.000 adicionales de otros ingresos como combustible, mayordomo, chofer, etc. y también recibe una ‘chiquita’ (dinero adicional diferente en cada caso), lo que suma más de S/.13.000. De estos ingresos, solo se tributa por S/.2.600, lo que es una elusión abierta.
Si se acaba con la cédula viva de militares y policías, se podrán aumentar, de verdad, los sueldos del personal en actividad sin miedo a tener que replicarlo a los pensionistas. Hoy no se aumenta porque se tendría que subir a todos y el costo es enorme. Así, ni nuestras FF.AA. ni nuestra policía están bien pagadas.
La reforma incluye temas interesantes:
1) Se podrá aumentar, de verdad, a los que ganan menos, como la policía y el ejército;
2) Se tendrá una sola escala remunerativa para las FF.AA. y la policía. Esto beneficiará a la policía, al ejército y, en menor medida, a la Marina, pues todos ganarán lo que gana en su escala alguien de la Fuerza Aérea, el arma que hoy gana más;
3) Los grados inferiores recibirán un mayor aumento en proporción;
4) No se recortarán las pensiones de los actuales pensionistas y se mantendrá su valor real;
Esta reforma, de ser aprobada en noviembre con el presupuesto público, ayudará a ordenar el país, pero sobre todo a que nuestras FF.AA. y policiales paguen mejor a su personal, especialmente a aquellos que hoy ganan menos y por los que nadie saca la cara.

TESTIMONIO BENEDICTO EN MEGAJUICIO FUJIMORI

KETIN CON VLADIMIRO CONVERSAN SOBRE BENEDICTO Y MARCOS MIYASHIRO 25DIC1999