martes, 15 de junio de 2010

Corrupción en la Policía: ¿Quién protege a Llerena Bullón?


Fuente : Revista Juez Justo

No es un secreto que los policías perciben sueldo bajos y tienen un estándar de vida humilde. Sin embargo, un suboficial de la Policía Nacional anda campante, exhibiendo sus signos exteriores de riqueza sin que las autoridades de esa institución o el Ministerio Público lo investiguen pese a sus antecedentes y las múltiples denuncias que tiene en su contra.

| Unidad de Investigación |

El sueldo promedio del suboficial PNP Gerardo Manuel Llerena Bullón es de poco más de 1300 soles al mes, pero se da el lujo cambiar de vehículo cada año. Es algo inexplicable que los mismos generales de la Policía no pueden hacer y menos sus compañeros de la Dirincri, en la avenida España.

La historia comienza en el 2006, exactamente el 14 de junio, cuando Llerena Ballón registró a su nombre un automóvil marca Hyundai, modelo Sonata, color blanco, del año 2001, que en el mercado se cotizaba a cinco mil dólares, unos 16 mil 300 soles, según el tipo de cambio oficial de aquella época. Se cumplía su sueño del carro propio.

Esto no sería extraño si es que no se hace un cálculo de sus ingresos anuales. Resulta que en el 2007, los ingresos mensuales de Llerena sumaron un promedio de 15,225.66 nuevos soles (S/. 1,268.05, por mes). Eso indica que el carro que adquirió el efectivo policial costó más de lo que percibía en un año.

Alguien podría pensar que apeló a los ahorros durante todos los años de policías pero no es así. Sus compras no quedaron allí. Llerena Bullón volvió a adquirir un nuevo vehículo el 10 de marzo del año 2008, es decir, nueve meses después de haber comprado su primer carro.

Esta vez optó por una camioneta rural marca Jeep, modelo Cherokee, color gris metálico de placa RQ- 9752, de año 1991. Algo más lujoso y, por supuesto, más caro que su primera adquisición. Los ingresos del suboficial ese año fueron de 14,828.86 nuevos soles, o sea, a un promedio de 1,235.74 soles mensuales. Nuevamente, su sueldo anual no llegó a cubrir el costo del vehículo.

La cosa no queda ahí. En el 2009, sus ingresos continuaron bajando y percibió anualmente la suma de 13,624.79 nuevos soles que, en promedio mensual, es de 1,135.40 nuevos soles. Pero esto no fue impedimento para que Llerena cumpla su anhelo de tener un nuevo carro.

El 7 de setiembre de 2009, compró una camioneta marca Jeep, modelo Cherokee Laredo, esta vez de color blanco, de placa RGT-189, del año 1994 a un costo de 7 mil dólares. Obviamente, como en las anteriores adquisiciones, el precio del vehículo volvió a superar el nivel de sus ingresos anuales.

Lo más raro de todo es que, tanto el suboficial como su esposa, Sadith Shirley Guzmán, Torres, no registran deudas o préstamos en el sistema financiero, según los reportes de Infocorp. Es decir, los tres vehículos fueron adquiridos al contado sonante y contante.

La esposa de Llerena Ballón no tiene un trabajo conocido, lo cual significa que el aporte económico único en el hogar proviene del sueldo del referido suboficial. La pareja tiene dos hijos de 3 y 5 años, a los cuales mantienen únicamente con los ingresos de Llerena. Sin duda alguna, existe algo oscuro rodea al efectivo policial.

Develando el misterio

Sede de la Dirincri en la avenida España. El suboficial Gerardo Llerena Bullón trabaja allí desde hace muchos años, nada menos que en la División de Estafas.

Sede de la Dirincri en la avenida España. El suboficial Gerardo Llerena Bullón trabaja allí desde hace muchos años, nada menos que en la División de Estafas.

El suboficial Llerena Bullón tiene antecedentes que revelan una actuación nada santa dentro de la institución policial. En el año 2000, fue sujeto de una investigación administrativa disciplinaria, en la cual se le halló responsabilidad por haberse excedido de tiempo en una investigación por estafa en contra de Juan Vizcarra Muñiz y María Briceño, cuando las pruebas eran realmente evidentes.

Asimismo, en el año 2004, se le estableció responsabilidad administrativa por haber realizado una intervención policial a Juan Manturo Rosas y Rosa Romero Sarria, sin autorización de su comando y sin comunicar al representante del Ministerio Publico.

Existen otros casos en los que se involucra también a este suboficial y que merecen ser investigados.

¿Quién es su padrino?

La Asociación Civil Unidos Contra el Narcotráfico y Lavado de Activos (UCONA) puso en conocimiento de la Fiscalía de la Nación la actuación de este policía el día 14 de marzo del 2010.

El caso también fue denunciado por UCONA al propio ministro del Interior el 15 de abril del 2010.

Sin embargo, JUEZ JUSTO pudo constatar, mediante llamada telefónica, que la Policía Nacional del Perú no ha tomado cartas en el asunto y no ha investigado los signos exteriores de riqueza de Llerena Bullón.

El suboficial sigue trabajando campante en la Dirección de Investigación Criminal de la PNP (DIRI NCRI ), División de Estafas y otras Defraudaciones (DIVIEOD). ¿Bajo qué manto protector se ampara este suboficial?

Antecedentes

• Desde el año 2002, el Sub Oficial Llerena trabaja en la Dirección de Investigación Criminal de la PNP.

• Anteriormente trabajaba en la Comisaría de Miraflores.

• Llerena egresó de la Escuela Técnica de la PNP, el 01 de mayo de 1992.

TESTIMONIO BENEDICTO EN MEGAJUICIO FUJIMORI

KETIN CON VLADIMIRO CONVERSAN SOBRE BENEDICTO Y MARCOS MIYASHIRO 25DIC1999