martes, 26 de julio de 2011

CONSEJOS AL NUEVO MINISTRO DEL INTERIOR , TNTE CRNEL EP ( R) OSCAR VALDES DANCUART




Todo tiene su final, nada dura para siempre, dice la vieja canción .

Y todo parece que al ministro del Interior, Miguel Hidalgo, le está llegando su hora de abandonar el sector Interior . En su lugar, entra el Teniente Coronel EP® ,Oscar Valdes Dancuart , presidente de la Cámara de Comercio de Tacna y fundador del Movimiento Regional "Recuperemos Tacna".

Los “ caviares” , que añoran , aspiran, sueñan con volver a los pasillos del Ministerio del Interior, esta vez, tambien , se han quedado con la miel en los labios..

Mientras tanto, Miguel Hidalgo , se va , y detrás , queda como mala estela ese momento o “desliz” que tuvo cuando por esos segundos de estupidez , muy humana, por cierto, se le ocurrió aliviar el estrés o gastar un poco de energía, en un hostal de quinta con una fémina que no es su esposa.

Miguel Hidalgo se va sin pena ni gloria

Deja una sensación de que su gestión fue bastante pobre y no logró minimizar el problema principal en el país que es la inseguridad ciudadana, además de otros problemas que tienen que ver con su sector, principalmente, con el bienestar de la policía .

Se va con el estigma de que dejas tras de ti un escenario violento en donde la delincuencia se ha adueñado de las calles y la vida no vale nada .

Ahora, ad puertas de irse, Miguel Hidalgo, sacará de su ropero la modestia que lo caracterizaba cuando era coronel, antes de subirse al caballo del poder .

El Filósofo-Rey , que se va tan gordo como sus bolsillos, sabía que al termino de su gestión, su protegido, iba a convertirse en “Piñata de Feria “, blanco de ataques y de la ironía muy limeña , partiendo de un principio en política que un hombre público pierde su vida privada .

Desde nuestra humilde posición de un ciudadano preocupado por la creciente ola de inseguridad ciudadana que se vive en el país , ¿ qué consejos podríamos darle al nuevo ministro del Interior , al teniente coronel EP® Oscar Valdez para mantenerse en el poder y atacar la inseguridad ciudadana con firmeza y decisión , bajando los índices delictivos en un corto periodo de seis meses?

Lo primero que debe saber es que en las grandes alturas del poder, las debilidades y errores se hacen evidentes, visibles, porque desde el momento que uno acepta un cargo público, se convierte en “propiedad pública” ( nunca va a tener vida privada, hurgarán en su pasado y ante cualquier desliz y será ventilado públicamente).

Si tiene puntos débiles o metidas de pata en el pasado , tarde o temprano saldrá a la luz, pero si cuenta con el aval del presidente , puede sortear la tempestad o quedarse el tiempo necesario como lo hizo , Miguel Hidalgo .

Debe cuidarse de la corte de áulicos , corifeos , que existen en el Ministerio del Interior, o aquellos que traerá de la Ciudad Heroica , que lo único que harán es alimentar su ego y no decirle la verdad o rodearse de asesores que nunca se adelantan a los acontecimientos .

No cometa el error de prometer demasiado, que en seis meses acabar’a con los “marcas” que construirá un nuevo hospital de policía, que ………….. Todo ello es lo ideal , pero jugar demasiado con las fantasías de los policías o prometer cosas que nunca podrá cumplir, es peligroso ..

Lo que le interesa a la gente es qué tan efectivo eres.

No le gusta el político que es “mecedor” o que se la pasa disculpándose o justificando o tapando sus errores .

La vida es tan dura y problemática que aquellas personas capaces de inventar ilusiones o conjuras fantásticas – reitero, en eso el Filósofo-Rey es un maestro – son como los oasis en el desierto.

Apelar a las fantasías de las masas es una fuente inmensa de poder. Se juega con las fantasías de la gente, de vez en cuando, pero prometer cosas que nunca cumpliste , eso si ha sido fatal.

Se hace cargo de la cartera en momentos que la baja estima y autoestima de la policía se aprecia en la pérdida de autoridad ( los transportistas los agraden, los huelguistas o agitadores los secuestran, golpean , los delincuentes matan si pestañear ; a diario se conoce a través de la prensa casos de irrespeto y ataques furibundos contra la policía de tránsito.

La otra señal de descrédito de la policía es la desconfianza de la población que tiene de ella.

Los porcentajes en las encuestas son altas : 61.1% de la población no confía en la Policía Nacional del Perú[1].

Muchos limeños piden una policía que actúe como protectores de la vida y bienes, pero sobre todo, que inspire confianza, seguridad, y respeto.

Recuperar la buena imagen y dignidad de la policía es la primera tarea del nuevo ministro del Interior . ¿ Podrá hacerlo?

Otras tareas pendientes es la transparencia y rendición de cuentas en todos los niveles. Las cuentas y gastos se manejan de manera subrepticia .

La prevención medida en tiempo ( diez minutos)

La población se queja de que la policía no acude al llamado de auxilio o cuando llega , es tarde, además, de la falta de presencia de la policía en las calles ..

Los ex ministros del Interior nunca tomaron sentido a la prevención medida en tiempo que iba a permitir a la policía que se haga presente antes de que suceda el evento o, después, pero en diez minutos. Y, cada año , la meta debe bajarse un minuto.

Esto permitiría medir la capacidad de respuesta de la policía ante el llamado de auxilio de un ciudadano.

No , como ahora , que cuando pide auxilio el ciudadano, llega más rápido el guachimán o el serenazgo y la policía brilla por su ausencia .

Otro problema que debe tener en cuenta es que la mayoría de las propuestas políticas públicas en el área de seguridad ciudadana se estrellan por la existencia de paradigmas o rígidos esquemas mentales, así como posiciones encontradas de las autoridades por falta de articulación y de mecanismos institucionales de continuidad, seguimiento y control de los mismos.

Cuando se dice “ paradigmas” o “rígidos esquemas mentales” , es fácil deducir que me estoy refiriendo a los famosos e infaltables “códigos “ en la PNP..

Cada “código “ a mirado siempre la seguridad ciudadana desde su óptica, cómo le enseñaron en sus respectivas escuelas o ex instituciones .

Esto explica que le dé prioridad a la prevención , a la fuerza antes que a la inteligencia e investigación; en cambio, otros, le dan preferencia a la investigación y descuidan la prevención .

Ahora, como ministro del Interior , debe ubicarse lejos de estos paradigmas o esquemas mentales y trata de utilizar o aprovechar las mejores capacidades y talentos en la PNP , evitando que las propuestas de políticas sobre seguridad ciudadana se sustenten en medidas efectivistas , sólo para el contexto político o electoral, para la pantalla o como “cortinas de humo”.

Los planes de seguridad ciudadana deben sostenerse en el tiempo a través de una plan estratégico, con objetivos y metas precisas y cuantificables.

Así se trabajará con resultados y se evaluará los mismos , en base a la productividad y competitividad , palabras alejadas de la PNP en los últimos tiempos porque la policía ha dejado de ser productiva y competitiva .

La falta de competitividad de la policía en el tema de seguridad ciudadana hace que otros traten de llenar este vacío y las comisarías- las ventanas de la policía ante la ciudadanía se han convertido en dormitorios ambulantes en donde los policías descansan o recuperan fuerzas , después de las agotadoras jornadas de trabajo sirviendo a los patrones de afuera , porque el magro sueldo apenas le sirve para sobrevivir los diez primeros días del mes.

Casi siempre, la seguridad ciudadana se ha abordado desde una perspectiva en la que se concibe a la policía como la única protagonista, sin mirar el problema desde la prevención ni sus causa o síntomas .

La teoría criminológica moderna considera que la seguridad ciudadana es mucho más que la ausencia de criminalidad.

Entonces, es el momento de replantear el sistema de participación ciudadana en canto a seguridad ciudadana, quitándole el ropaje y manejo político.

Se le debe dar importancia a la especialidad de investigación criminal, la criminalística, la inteligencia, pero también a la prevención policial , pero una prevención “medida en tiempo” y rodéese de especialistas que le elaboren un plan de seguridad ciudadana con la meta siguiente: “ la policía debe responder al llamado de la ciudadanía en diez minutos , antes que suceda el evento criminal o después del evento “.

Las reestructuraciones o reorganizaciones de la policía deben hacerse tomando en cuenta esta meta y no al revés . Es costumbre en la PNP realizar reestructuraciones sin tomar en cuenta las metas.

Esto sintetiza lo que debe entenderse como prevención en seguridad ciudadana: "capacidad de reaccionar de la policía medida en tiempo, antes que suceda el evento criminal o minutos después de sucedido".

La labor de un ministro debe centrarse en realizar un trabajo de coordinación y concertación con otros sectores, entre las que están las municipalidades .

Por ejemplo, se combate mejor a los seudos -taxistas -asaltantes que cometen asaltos y secuestros al paso en la capital . elaborando un plan coordinado con la Municipalidad de Lima , empezando por formalizar el sistema de taxis .

Cuando salga a la prensa, nada de decir trivialidades, empiece a vender los objetivos y metas de un plan estratégico , principalmente en los cuatro temas : prevención de conflictos sociales, seguridad ciudadana, terrorismo, corrupción, salud y bienestar de la policía .

¡Ah! Me olvidaba.

No caiga en la tentación de aprovechar el cambio de gobierno para deshacerse de los enemigos de Ollanta, invitándolos al retiro.

Tómese el tiempo para estudiar cada caso .

Muchos de estos jefes y oficiales tuvieron que actuar de cierta manera porque no tuvieron opción o se vieron obligado a ello , ya sea porque aspiraban al ascenso de general - grado que está contaminado políticamente – o se tiraron los dados pensando que iba a salir un siete y les salió “pelona “ .

Pero , muchos de ellos, aún están en línea de carrera y tienen techo para seguir escalando en la institución . Y si se le brinda la mano , no esperando nada del actual ministro, serán los más leales y confiables – es lo que aconsejaba Nicolás Maquiavelo en su obra El Principe-.

TESTIMONIO BENEDICTO EN MEGAJUICIO FUJIMORI

KETIN CON VLADIMIRO CONVERSAN SOBRE BENEDICTO Y MARCOS MIYASHIRO 25DIC1999