miércoles, 9 de enero de 2008

LA CAJA DE PENSIONES MILITAR POLICIAL


La CPMP es una bomba de tiempo con la mecha encendida que puede explosionar cuando culmine el actual gobierno , si antes no adoptan medidas urgentes

La Caja de Pensiones Militar –Policial (CPMP) se encuentra prácticamente en quiebra técnica e insolvencia económica y es uno de los problemas que deberá solucionar el actual aprista con suma urgencia, sino lo hace, en poco tiempo , esta institución entrará en grave crisis que acabará con liquidarla completamente, dejando sin pensiones a un aproximado de 147 mil aportantes , entre policías y militares.
En el 2oo6, el presidente de directorio, general PNP Julio Vergara Herrera, refiri'o que la Caja de Pensiones Policial-Militar sólo cuenta con "reservas" para cumplir con el pago de pensiones en los próximos dos años y advirtió o que "desde el punto de vista técnico, económico y financiero, la Caja está quebrada, por lo cual se viene e adoptando las medidas necesarias para su reflotamiento. Informó que la Caja mantiene un déficit anual que bordea los 87 millones de soles ;asimismo, mencionó que su institución ha presentado al Ejecutivo una serie de propuestas para mejorar la situación de la Caja, destacando entre ellas, la elevación en 15 % del aporte mensual que realiza el personal militar policial.

La CPMP empezó a tener obligaciones para el pago de pensiones a partir del 2005. En el primer año , no serán muy significativas, pero según avance el cronograma de pago de pensiones, se darán las mayores presiones para el pago de esta deuda, porque más dinero es el que saldrá del que entrará a “La Caja” , por cobro de pensiones, generando un problema social de incalculables dimensiones.
Otras de las razones por las cuales la Caja de Pensiones Militar –Policial está en graves problemas es como consecuencia de que el Estado le adeuda la suma de S/ 1,200 millones de Nuevos Soles ( conclusión de una auditoria realizada por Noles Monteblano y Asociados S.C. el 31 de diciembre de 2002), el 83.2% de su colocaciones comerciales en crédito y consumo se encuentran en cobranza judicial , el 50% de sus unidades inmobiliarias están pendientes de saneamiento técnico y legal y su valor neto no refleja su valor comercial y la Controlaría General de la República ha determinado que existe un desfalco de 175 millones de dólares( se calcula que el desfalco fue de $ 220 millones) y que los ultimos directorios se han quedado con los brazos cruzados para impulsar los procesos contra los responsables que se encuentran en el Segundo Juzgado Penal Especial, funcionarios del gobierno y altos mandos de la FFAA y PNP que robaron más de 131 mil millones de dólares y aún , no se han encontrado culpables.
Toda esta situación la ha llevado prácticamente a la quiebra “técnica “; más aún , tomando en cuenta de que es recién a partir del 2005 que “La Caja” empieza a pagarle sus pensiones a promociones enteras, situación que hace que las salidas de dinero sean mayores que las entradas por cobro de pensiones.
El origen de La Caja.
La Caja Militar –Policial se creó por Decreto Ley Nº 21021 del 17 de diciembre de 1974 con motivo de la unificación del régimen pensionario del personal militar y policial por Decreto Ley Nº 19846 que establecía que a partir del 1 de enero de 1974, el personal que se incorporaba a las FFAA y PNP , sus pensiones iban a estar a cargo de La Caja de Pensiones Militar –Policial .
La idea era que estos recursos servan para pagar las pensiones del personal que pase al retiro a partir de 2005 y que estos fondos iban sumando progresivamente con los descuentos a millares de militares y policías.
Estaba descontado e implícito que los administradores de La Caja no sólo debían velar por el mantenimiento de estos recursos sino también por incrementarlos con inversiones adecuadas. En esa orientación básica operó en sus primeros 16 años y el Estado, en su condición de empleador , aportaría 6% para el servidor militar y policial.
“La Caja” , como persona jurídica de derecho público interno, gozaba de autonomía administrativa , económica y financiera , se regía sólo por el decreto ley de su creación , un reglamento y no estaba sujeta a las normas legales y administrativas que regulan el funcionamiento de las entidades del sector público .
Dependía de los ministros de Guerra , Marina, Aeronáutica y del Interior, constituidos en Consejo de Supervisión, colegiado que se encargaba de formular y dirigir la política administrativa y supervigilar las inversiones ; además, se creó un órgano de fiscalización interna, la Inspectoría del Consejo de Supervisión, a cargo de un oficial general en actividad de la FF.AA que se iba a encargar de cautelar el buen funcionamiento y patrimonio de conformidad con la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Control.
La Caja tomada por asalto por la mafia fujimontesinista
Entonces Fujimori llegó al poder y entre 1991 y el 2000, la Caja de Pensiones Militar- Policial fue virtualmente tomada por asalto por la mafia de Vladimiro Montesinos quien inició formalmente su intromisión en el manejo de sus fondos en 1991 , con la anuencia y participación directa de los altos mandos militares y policiales encargados de su supervisión y administración de toda inversión o colocación de dinero.
Según fuentes de la fiscalía, para ese objetivo Montesinos delegó ilícitamente el manejo de estos fondos a Víctor Alberto Venero Garrido quien estaba secundado por sus socios Luis Duthurburu Cubas y Juan Silvio Valencia Rosas, quienes decidieron asegurar el éxito de sus negocios ilícitos poniendo en dicha entidad pública a directivos y funcionarios allegados.
Después de una reestructuración en un plazo de 60 días, “ La Caja “ reabrió sus operaciones con un consejo directivo completamente renovado y para favorecer el manejo corrupto de sus "administradores" , empezó a desviar sus inversiones de activos financieros a riesgosas compra de bienes inmuebles , sucediéndose las operaciones cuestionables en esta entidad como el Caso Cimex, Caso Rotex, la compra de acciones del Banco de Comercio y de Financiera del Sur (Finsur), la compra del hotel Las Américas y otras instalaciones hoteleras.
Lo que no se dieron cuenta era que la inversión inmobiliaria es de naturaleza riesgosa y su éxito está condicionado a futuras ventas y los proyectos inmobiliarios difícilmente pueden servir como fuente permanente de ingresos para el pago de pensiones y compensaciones.
Concentrar cerca de US$ 217 millones en inmuebles equivale a tener "capital inmovilizado" que está perdiendo dinero en términos de costo de oportunidad ya que además de descapitalizarse no esta percibiendo intereses.
Lo contrario hubiera ocurrido si se tomaba la decisión de invertir en activos de carácter financiero. Cuanto más se demore “La Caja” en vender los proyectos inmobiliarios mayor será el costo financiero en términos de intereses no recibidos. En ese sentido sed recomienda que dada la escasez de liquidez, se debe proceder a la venta de inmuebles a la brevedad.
Se sabe que la Caja actualmente es propietaria de más de 7,500 departamentos ubicados en los distritos de Miraflores (Malecón de la Marina) y San Isidro (avenida Javier Prado). Hoy los precios de estos inmuebles estarían sobrevaluados en aproximadamente 30%.
Gravísimo problema de liquidez
Una Comisión investigadora, durante el Gobierno de Transición( 2001) evaluó la situación financiera de “La Caja “ , tomando en cuenta los parámetros de liquidez, solvencia económica, rentabilidad , riesgo y en base a un análisis en detalle de los Estados Financieros auditados presentados por La Caja desde 1991 hasta 1999 (Balance General y Estado de Ingresos y Egresos) , determinando que enfrentaba una gravísimo problema de iliquidez. Su manejo irregular la hab'ia conducido a un sustancial incremento de los pasivos (conjunto de deudas y obligaciones) que crecieron de US$ 282 millones (en 1991) a US$ 670 millones ( en 1999) incluyendo la denominada Reserva Técnica (obligaciones futuras de la Caja para pagar pensiones y compensaciones).
Con estos resultados contables , las conclusiones del informe eran preocupantes debido al serio problema de pérdida de liquidez que ponía en riesgo la posibilidad que la CPMP pueda cumplir con sus obligaciones a partir del 2005.
Se perdió S$ 504 MILLONES.
Para demostrar que los fondos de la Caja fueron invertidos ineficiente y delictuosamente, la Comisión Investigadora ( 2001) hizo un ejercicio.
Calculó qué habría ocurrido con los fondos de la Caja si en lugar de "invertirse" en la compra de inmuebles y otras transacciones, un empleado de la entidad, sin mayores conocimientos financieros los hubiera colocado como depósitos de ahorro en el sistema bancario a una tasa de interés pasiva promedio.
Si éste hubiera sido el caso entre 1991 y 1999, el valor de los activos de la Caja se habría multiplicado de US$ 224 millones a US$ 1,028 millones.
Al 31 de diciembre de 1999, el valor en libros de los activos de la Caja sólo había sumado US$ 732 millones. Por ello, la comisión concluyó que entre 1991 y 1999 se produjo una descapitalización o pérdida cercana a los US$ 300 millones. Sin embargo, este último monto no sería todo lo perdido por La Caja en el pasado decenio.
Si los mismos recursos se hubieran colocado con mayor destreza financiera, con tasas preferenciales en el sistema bancario, los activos de la CPMP se habrían multiplicado de US$ 224 millones a aproximadamente US$ 1, 178 millones, por lo que la pérdida habría aumentado a US$ 450 millones. Además, si se toma en cuenta que en la compra de inmuebles (US$ 217 millones registrados en libros) hay una sobrevaluación de aproximadamente el 25% (US$ 54 millones), las pérdidas totales de la Caja sumarían US$ 504 millones.
Una presa apetecible y de malos manejos .
La Caja siempre fue una presa bastante apetecible y desde su creación, se cometieron abusos, atropellos e irregularidades que la han puesto al borde del colapso , entre las que podemos mencionar los siguientes:
1. La invitación temprana de oficiales siendo muy jóvenes que empezaron a gozar del beneficio de pensión completa, el goce de beneficio completo de pensión para los oficiales subalternos, técnicos y tropa militar , quienes fueron muertos en manos de la subversión terrorista . La mayoría tenían edades promedio de 25-30 años ; sin embargo, gozaron de pensión completa.
2. El Estado utilizó a La Caja como su “caja chica” , pagando vestuario al personal, vacaciones, escolaridad , gratificaciones, etc., a través de decretos de urgencia bajo el pretexto de que no contaban con liquidez y que La Caja atendiera estos pagos.
3. El Estado tampoco ha cumplido con su aportación del 6% como empleador, tal es así que hasta la fecha adeuda la suma de 1,200 millones de Nuevos Soles.
4. No se puede recuperar los créditos por operaciones financieras al carecer del estudio técnico adecuado.
5.Se adquirieron inmuebles sobrevaluados y se vendieron otros a precios menores.
6. En noviembre 2003 se decretó arbitrariamente el incremento del descuento de militares y policías del 6 al 10% , para cumplir con una disposición del Poder Ejecutivo que ordenó ilícitamente el pago de 2, 400 pensiones de miembros de la Sanidad Policial , sin la transferencia económica correspondiente de parte del Estado.
7. Los gastos administrados son ocho veces mayor al monto que la ley dispone, cantidad que revela la existencia de una excesiva burocracia.
Los costos de administración de la Caja, y de las empresas que le pertenecen -el Banco de Comercio, la cadena de hoteles Las Américas, la Almacenera del Comercio y la Administradora del Comercio, entre otras-, son demasiado altos y se debe aplicar una drástica reducción.
La toma de conciencia de la grave situación de “La Caja” es reciente.
En abril del 2005, el Poder Ejecutivo dispuso la conformación de una COMISIÓN MULTISECTORIAL para que elabore un diagnóstico y presente soluciones a la problemática de “La Caja” y de paso, analice el régimen pensionario de las FF.AA y PNP, tomando en cuenta que las aportaciones de la PNP a la Caja Militar – Policial es alrededor del 70% del total y 30% corresponde a las FF.AA( Ejército, Marina y Aviación).
Esta Comisión Multisectorial, al no haber contado con la información completa ni asesoría técnica , económica y legal que se requieren para el estudio, presentó algunas recomendaciones que inciden básicamente en :
1. El incremento progresivo de las aportaciones hasta alcanzar el 32% , tanto del personal en actividad como en retiro
2. Prorrogar la permanencia en el servicio activo hasta 40 años
3. Establecer un nuevo régimen de pensión integral proporcional y bono compensatorio y un incremento remunerativo que permita cubrir la nueva escala de las aportaciones.
En la práctica , estas medidas no resultan del todo viables debido a que sus propuestas están más centradas en el incremento exagerado de los aportes y la extensión del tiempo de servicio para cobrar la pensión íntegra de 30 a 40 años , que tendría varios efectos : la disminución de la pensión de quienes cumplen 30 años de servicios, la suspensión y /o eliminación de pensiones a quienes tienen menos de 30 años de servicio y una población bastante desgastada , física y mentalmente, al tener que laborar durante 40 años de servicios, cuando en otros países, el servicio policial está considerado como una profesión de riesgo y la tendencia es cada vez mayor de jubilar a los policías entre 25-30 años de servicios.
Por su lado, ADOGEN-PNP( Asociación de Generales PNP) han presentado 22 recomendaciones para solucionar esta problemática , tocando también el rubro del Montepío
La Contraloría General de la República , en una posición radical, recomienda que el Estado asuma el activo y pasivo de La Caja de Pensiones , así como el pago de las pensiones a sus miembros y se creen dos cajas paralelas , una militar y policial, tomando en cuenta que las aportaciones de la PNP es el 70% del total , por lo tanto, prácticamente subvencionan el pago de las pensiones de los miembros de La Caja que proceden de las FF.AA, especialmente de la Marina y de la Fuerza Aérea , las mismas que arrojan déficit entre sus ingresos y egresos.
Sueldos de ejecutivos llegan hasta los 21,500 soles
Mientras que más de 2,600 miembros en retiro de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas cobran al mes ínfimas pensiones, los altos funcionarios de dicha institución perciben sueldos hasta de S/. 21,500 mensuales.
Esto no obstante que la Caja de Pensiones Militar–Policial (CPMP) se encuentra técnicamente en quiebra y a punto de desaparecer.Así lo denunció el teniente PNP (r) Víctor Mascaro, secretario de prensa y propaganda del Frente Nacional de Lucha por los Deudos, Discapacitados y Pensionistas de las FF AA y PNP (Frenade), institución que desde la época de Alberto Fujimori ha venido denunciando supuestos malos manejos administrativos en la CPMP.
Mascaro indicó de manera tajante que nada ha cambiado desde la década anterior, y que la corrupción aún campea, con el agravante de que la situación de la CPMP ha empeorado con este gobierno, al que responsabilizó “por el despilfarro que se comete, y por las onerosas asignaciones a los llamados ‘capos’ de la institución, quienes ganan como si fueran congresistas".
Exist'ian 160 trabajadores reciben sueldos que fluctúan entre S/. 21,500 (gerente general), S/. 15,000 (gerentes de línea), S/. 9,000 (jefes de oficina), S/. 6,000 (jefes de departamentos), y así sucesivamente, hasta llegar a la escala mínima que es de S/. 1,800 (empleados auxiliares).
Haciendo una simple suma, la Caja desembolsa cada mes, por concepto de honorarios a sus ejecutivos y personal, un monto total de S/. 653,420. Como todos ellos ganan 14 sueldos al año, la Caja gasta anualmente S/. 9’147.880 en salarios, sin considerar bonificaciones y asignaciones, entre otros beneficios.
Como parte de un proceso de reestructuración que arrancó en 2004, la directiva de la Caja decidió salvar al Banco de Comercio, donde es dueña del 99.9 por ciento de las acciones. Para hacerlo, lo liberó de la cartera pesada y la traspasó a una nueva empresa, Administradora de Comercio, para que se encargara de las cobranzas.
En agosto de 2005, luego de un riguroso examen selectivo, con la anuencia de la Caja, la Administradora de Comercio nombró gerente general a Alfonso Ramírez Corzo. Su objetivo era recuperar US$ 16 millones, al promediar 2008.
Pero en julio del 2006, estallaron las disputas entre el gerente Alfonso Ramírez y el directorio de la Administradora, cuya presidencia reca'ia en un miembro del directorio de la Caja. En este caso se trataba del general EP Otto Guibovich Arteaga.
El 14 de julio, Guibovich informó al presidente de la Caja, el general PNP Julio Vergara, que el directorio de la Administradora había optado por despedir al gerente Alfonso Ramírez porque "ocultaba sistemáticamente información al directorio" y porque había adoptado "decisiones gerenciales lindantes con lo irregular".
No se trataba de simples acusaciones. La Administradora denunció penalmente a Alfonso Ramírez y el presidente de la Caja, el general PNP Julio Vergara Herrera, comunicó por escrito el incidente a los ministros Wagner y Mazzetti. Les dijo que habían sacado al gerente por proporcionar información falsa con la intención de causar perjuicio u obtener ventaja, también por haber usado indebidamente los bienes de la Administradora en beneficio propio y de terceros, y porque quebró la buena fe que depositó en él la empresa.
En su defensa, el ex gerente de la Administradora de Comercio Alfonso Ramírez dijo que lo despidieron porque encontr'o indicios de corrupción y como respetuoso de las normas y porque los 133 mil aportantes y 20 mil pensionistas de la Caja , hizo conocer la verdad, denunciando los hechos . Y, es por tal motivo quer los despiden .
El primero de agosto 2006, cuando ya se encontraba suspendido en sus funciones, el gerente general de la Administradora, Alfonso Ramírez, denunció al presidente del directorio, y a todos los integrantes del mismo, ante la División de Estafas de la Policía Nacional. Los acusó de haber cometido delitos contra la fe pública y asociación ilícita para delinquir.
De acuerdo con Alfonso Ramírez, los directores de la Administradora, Hernán Rodríguez García y Luis Zuazo Mantilla (quienes a su vez se desempeñan como gerente general y secretario del directorio de la Caja), adulteraron las actas de la sesión del directorio del pasado 10 de julio, con la expresa finalidad de atribuirse poderes que nunca se les confirió. Y mediante dicha triquiñuela, "tener libre disponibilidad de los fondos que pertenecen a los miembros de las FFFAA y la PNP".
El 21 de agosto, cuando ya se encontraba fuera de la Administradora de Comercio, Alfonso Ramírez amplió su denuncia, esta vez por los delitos de falsedad genérica y de coacción, acusando ante la División de Estafas de la PNP al presidente de la Caja, el general Julio Vargas, y al secretario general de la misma, Luis Zuazo. En este caso, el ex gerente general sostiene que los denunciados convocaron a una Junta de Accionistas de la Administradora para el 31 de julio, la misma que nunca se llegó a realizar. Sin embargo, el presidente de la Caja reconoció como válida la Junta de Accionistas y ordenó que los supuestos acuerdos que se realizaron en la misma se inscribieran en Registros Públicos. Lo hicieron para avalar su despidio arbitrario y así ocultar los actos de corrupción que denunci'o.
¿ Cuáles serían las medidas del gobierno para enfrentar este problema que preocupa a militares , policías y familiares ?
1. Hacer conocer los bienes , ubicaci'on y estado actual de los mismos con que cuenta La Caja.
2.Elaborar un proyecto de ley que permita superar la crisis de la Caja de pensiones , creando a nivel del Congreso de la República una comisión que estudie la problemática y plantee soluciones a corto plazo , así como la instauración de un régimen pensionario militar-policial adecuado a las necesidades del personal retirado de las FFAA y PNP .
3. Gestionar el reconocimiento por parte del Estado de la deuda que este mantiene con la CPMP que llega a la suma de S/ 1,200 millones de nuevos soles.
4. Reajuste periódico de las pensiones de conformidad con lo dispuesto en la segunda disposición final y transitoria de la Constitución Política vigente y en armonía con la sostenibilidad financiera del Estado y el respeto a los derechos constitucionales de la persona, eliminándose el término “Cédula Viva” de la terminología pensionaria militar-policial.
5. Eliminar la desigualdad entre los pensionistas de la Ley Nº 20530 , estableciendo un tipo razonable de pensiones que esté dentro de las posibilidades presupuestarias , teniendo en cuenta el grado de responsabilidad y servicios prestados al Estado y reducir el margen diferencial con los pensionistas de la Ley Nº 199990.
6. Que todos los oficiales generales que integran el Consejo Directivo sean miembros de La Caja .
7. Que se constituya una Asamblea como órgano supremo de La Caja integrada por 100 delegados designados por los comandantes generales de la FF.AA y PNP y el Director General de la PNP , en forma proporcional al número de sus miembros.
8. Que el órgano de control sea parte del Sistema Nacional de Control y de la Asamblea General
9. Que la presidencia del Consejo Directivo sea rotativo ( Ejército, Marina, Fuerza Aérea y PNP)
10. Transferencia al Estado de los pensionistas de los cinco primeros años con sus aportaciones.
11. Que los especialistas de Sanidad Policial , que fueron recategorizados , sean igualmente transferidos al Estado con sus aportaciones.
12. Que se eleve al 12% la aportación a cargo del personal en actividad y se establezca el aporte de 6% al personal retirado y 25% a cargo del Estado.
13. Que los proyectos de inversión y otros que excedan los cien mil dólares, sean aprobados por la Asamblea General con pronunciamiento favorable del Consejo Directivo , el Consejo Técnico y el Consejo de Inversión , así como del órgano de control
14. Eliminar las diferencias entre los que perciben los pensionistas a cargo del Estado y los miembros de La Caja Militar-Policial.
15. Rechazar cualquier proyecto de venta de activos fijos de “La Caja” , salvo que previos estudios , se determine que no son rentables para los fondos de la misma, de conformidad con la ley correspondiente.
16. Gestión de crédito suplementario que permita un incremento remunerativo que cubra el monto total de las aportaciones, eliminándose el incremento progresivo de las mismas.
La supervisi'on de la buena administración de La Caja debe empezar reduciendo los riesgos de corrupción y malversación de sus recursos.

3 comentarios:

jesus moises dijo...

no es cierto que la caja este quebrada, la caja esta saqueada por los gobiernos de turno que usaron los depositos del personal militar que era para sus pensiones como caja chica para sus bolsillos y ademas nunca depositaron el porcentaje que correspondia al estado para el mismo concepto, ademas no se devolvio el dinero aque fue recuperado en el gobierno del borracho de toledo, de muchos millones de dolares, dinero de la caja que fue confesado pordelincuente VENERO,fue destinado a la famosa comision de la "VEDAD" o mejor dicho mentira. ese dinerto debio der devuelto a la caja militar policial por ser dinero de los peruanos de uniforme.

Anónimo dijo...

SEÑOR PRESIDENTE:
hasta cuando se seguirá pisoteando al personal militar y policial en retiro que cobra por la caja militar policial, hasta la fecha no se hace efectivo el aumento, DE 50 Y 100 SOLES, sólo lo están cobrando el personal en actividad y en retiro que cobra por MONTEPIO, y se han olvidado del personal que cobra por la caja militar policial, NOSOTROS SACRIFICAMOS MUCHO DURANTE NUESTRAS CARRERAS O NO RECUERDAN QUE NUESTRA GENERACION FUE LA QUE PELEO FRENTE AL ENEMIGO INTERNO Y EXTERNO, SACRIFICANDO TODO POR NUESTRO QUERIDO PERU, Y por la sociedad, mientras ustedes los señores que hoy nos quieren quitar la célula Vivian, jugaban pelota, asistían a fiestas, paseaban con enamoradas ETC. o estudiaban NOSOTROS LOS PERUANOS DE CORAZON, CARGABAMOS NUESTROS FUSILES, MOCHILAS Y MUCHAS VECES CON POCO ABASTECIMIENTO DE MUNICIONES Y COMIDA, patrullábamos por sierra y selva enfrentábamos al enemigo interno y externo, para que los hijitos de papá gocen y coman bien, mientras nuestros padres, esposas e hijos sufrían y muchos hogares se rompían por la distancia y las deudas que habían adquirido la mayoría de los militares para darle a sus hijos una buena educación y techo digno.
AL SALIR DE BAJA, LES ENTREGAMOS UN PAIS SIN CONFLICTOS EXTERNOS Y CON UN TERRORISMO DERROTADO, EL MISMO QUE HASTA HOY EL GOBIERNO DE TURNO NO TIENE LOS COJONES DE TOMAR LA DECISION POLITICA DE DERROTARLOS DEFINITIVAMENTE.
POR LA RAZONES EXPUESTAS EXIGIMOS AL GOBIENO QUE SE NOS DIGNIFIQUE Y ORDENE QUE SE HAGA EFECTIVO EL PAGO DE DICHO CONCEPTO.
LOS QUE DIERON SU JUVENTUD EN ARAS DE UN PERÚ DIGNO Y EJEMPLAR.
LOS HERMANOS SUBALTERNOS DE LAS FUERZAS ARMADAS Y POLICIA NACIONAL.

Anónimo dijo...

Gina Luisa

A ningun gobierno del Peru, comenzado de la epoca de Fujimori 1999, hasta el de Alan Garcia 2011les interesa un pepino pagar los aportes de 6 % y menos pagar la deuda que tiene con la Caja de Pension Militar Policial, (en la actualidad asciende a 1,200 millones de soles); porque como ya lo comentaron anteriormente el ambicioso de TOLEDO desvió el dinero que provino de las cuentas bancarias de VENERO de los EE. UU y que ascendia a 150 millones de dolares para utilizarlo en la comision de la VERDAD y restructuracion del Poder Judicial, pese haber firmado con dicho gobiento un documento donde se comprometia a devoler dicho dinero de la entidad de donde se habian sustraido dichos fondos y este actual gobierno de Alan GARCIA en forma arbitraria e ilegal, queriendo hacer pisar el palito a los actuales directivos de la caja, mediante un decreto de urgencia publicado el 10ABR2011 dia de las elecciones, quizo entregar parte de la deuda que tiene el estado con la Caja, pero en forma de prestamo cobrandole un interes po encima de los permitidos y pedirles como garantia sus activos, a sabiendas que la caja esta tecnicamente quebrada, felizmente no lo logro, porque los directivos no pisaron el palito y no firmaron su conformidad, como se puede concluir a ningun gobierno le interesa cumplir con sus obligaciones con los pensionistas militares y policiales y si se llenan la boca alabàndolos por su lucha contra el terrorismo, narcoterrorismo y otros, demostrando el poco y misero aprecio a dichos miembros, que nunca estubieron bien remunerado y ahora se pretende dejarlos sin pension a eso se llama PATRIOTISMO "lo dudo mucho".

TESTIMONIO BENEDICTO EN MEGAJUICIO FUJIMORI

KETIN CON VLADIMIRO CONVERSAN SOBRE BENEDICTO Y MARCOS MIYASHIRO 25DIC1999