jueves, 16 de agosto de 2012

MI ALEGATO -MAYOR PNP (r) LUIS ALBERTO TORIBIO PAULINO 0I


 
“Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los hombres buenos, no hagan nada”

A través de la presente me permito expresar mi más inflamada protesta ante la embestida calumniosa y de mala fe de una revista local devaluada contra uno de los peruanos más dignos y representativos para quien el país entero solo profesa reconocimiento y gratitud perpetua. 

El Coronel PNP (r) Benedicto Jimenez Bacca, podría estar descansando en la comodidad de sus cuarteles de invierno o dictando conferencias en prestigiosas universidades y academias de policías del exterior, debido a las permanentes invitaciones que recibe. 

Su histórico aporte en la lucha antisubversiva que cambió la historia del Perú y sus credenciales profesionales, lo han elevado a la categoría de uno de los mejores estrategas y detectives del orbe. 

Sin embargo, el gran Pacificador, propulsado por su integridad moral, valores éticos y enorme amor al Perú, se encuentra hoy librando una nueva y cruenta batalla. 

Esta vez contra un enemigo, no menos letal que Sendero Luminoso, un monstruo de varias cabezas, un virus que tiene postrado al país, como un enfermo crónico y quizás terminal por décadas, llamado: corrupción generalizada.

Tal como nos cuenta la historia reciente, comprobamos con mayor frecuencia, que malos peruanos, enquistados en instituciones públicas y privadas se han convertido en verdaderos saqueadores del tesoro público y actúan con la complicidad, el aplauso y silencio de un sector de la prensa corrupta y cortesana, prensa que debió acusar en momentos de oprobio y latrocinio en agravio del Perú, pero que como siempre, se hacen cómplices de depredadores que esquilman la cosa pública. 

Nuestro gran Quijote Iqueño, se ha atrevido con enorme valentía a desafiarlos, realizando minuciosas investigaciones en casos emblemáticos de corrupción, evasión tributaria, lavado de activos, corrupción de funcionarios, que afectan nuestro erario nacional, pesquisas que por la solidez y respaldo probatorio, han causado preocupación en la cosa nostra enraizada en el Perú .

El gran poder económico de estas organizaciones delictivas en el Perú, propias de una gran industria criminal, esta vez ha recurrido a esa tipo de prensa malsana que desde inicios de nuestra República, prostituyó la palabra, esta vez, atacando vilmente a nuestro apreciado y querido maestro, esa prensa que debió unir y dividió, que debió civilizar y embruteció, que debió censurar y aduló. 

Pero olvidan que si hay algo más fuerte que el granito y más destructor que el fuego mismo, es la palabra de un hombre honrado, como la del Coronel Jimenez Bacca, que con su pluma y desde su trinchera llamada Juez Justo, Revista mensual, ha decidido seguir batallando casi solitariamente contra estas lacras, levantando su voz de protesta, con el mismo coraje con que Emilio Zola, levantó su palabra en su célebre: “Yo Acuso”, en el proceso Dreyfus, donde la palabra de un hombre honesto pudo más que la pólvora reunida de un ejército imperal. Considero que en la hora actual, es necesario zanjar nuestra posición y hacer un deslinde de manera consecuente. O estamos con nuestro compañero de armas y lo apoyamos en su épica cruzada anticorrupción, o quizás sea más cómodo, para algunos, refugiarse en las comodidades de su silencio. 

La Patria nunca olvida a sus mejores hijos y tengo la certeza que guardará eternamente en memoria grata, los denodados empeños y sacrificados esfuerzos del Coronel PNP (r) Benedicto Jimenez Bacca, quien con su trabajo profesional, dejó huella imborrable de valioso ejemplo para todos los peruanos y las generaciones venideras.

Lima, viernes 3 de Agosto del 2012

Luis Alberto Toribio Paulino Abogado Criminalista

TESTIMONIO BENEDICTO EN MEGAJUICIO FUJIMORI

KETIN CON VLADIMIRO CONVERSAN SOBRE BENEDICTO Y MARCOS MIYASHIRO 25DIC1999