lunes, 29 de agosto de 2011

30 DIAS EN EL INPE: CUARTA PARTE : LAS ENTRANAS DEL MONSTRUO EN LURI TODO TIENE PRECIO, CASTRO CASTRO





La experiencia vivida por el coronel en retiro de la policía y abogado, Benedicto Jiménez, durante los 30 días que estuvo como presidente del Instituto Nacional Penitenciario del 3 de febrero al 4 de marzo 2007.


“Las cárceles en nuestro país son lugares donde no existe una línea divisoria entre lo que significa civilización y barbarie”


LAS ENTRAÑAS DEL INPE

No es fácil conocer las entrañas de un monstruo como es el INPE. Todos los años habían quejas de que el presupuesto era pequeño para cubrir las necesidades elementales. En realidad, esta institución maneja un presupuesto anual aproximado de 182 millones de nuevos soles ; dinero que bien invertido, se pueden hacer maravillas, claro está, dándole prioridad a los gastos e inversiones y evitando que se pierda en los bolsillos de los altos funcionarios . A nivel nacional, el INPE administra 84 penales; de los cuales, 31 son para mujeres. Está estructurado en ocho direcciones regionales (Lima, Chiclayo, Huancayo, Arequipa, Cusco, San Martín, Pucallpa y Puno); todas, unidades ejecutoras, o sea, manejan sus propios presupuestos que los convierte en pequeñas islas con respecto a la Sede Central. Del total de trabajadores que tiene el INPE, 2,600 estaban abocados a labores de seguridad ( bajo el régimen 24 x48 horas).

Esta situación reduce a tercio la disponibilidad real del personal encargado de la custodia en los penales, que a todas luces , no permite cubrir los puestos necesarios que acarrea riesgo y vulnerabilidad en cuanto a la seguridad de los penales.
En cuanto a los trabajadores penitenciarios son la última rueda del coche, cumplen sus labores sometidos a rotaciones abusivas , contraviniendo la Ley de Carrera Administrativa , no cuentan con programas de higiene mental que permita “desmimetizarlos” , no se les renueva uniformes desde hacía dos años , se les daba la misma alimentación de los internos, no cuentan con un centro de esparcimiento y programas de viviendas ni programas de promoción cultural, deportivos, turísticos, vacaciones útiles. Y, algo más, carecen de cunas y centros educativos para sus hijos; en resumen, trabajaban en situaciones paupérrimas y abandono total; no obstante que esta ocupación ( agente penitenciario), por su misma naturaleza, debería ser bien remunerada porque es una profesión de alto riesgo al estar en contacto permanente e con personas privadas de libertad , realizar labores en ambientes de alta violencia y ser una profesión de riesgo por desempeñarse en ambientes donde fácilmente pueden contraer enfermedades contagiosas , tales como el TBC , TBC multidrogo resistente y el VIH-SIDA.

Al ser considerada “población puente” ( entre la cárcel y la comunidad ), los agentes penitenciarios exponen a sus familias a riesgos latentes porque al contagiarse de enfermedades , pueden transmitirlas a sus seres queridos, muchas veces, sin darse cuenta .

En el año 2007, existían rumores por confirmar que algunos trabajadores del INPE habían sido contagiados con TBC , como resultado de la labor cotidiana realizada con este grupo poblacional.

La brecha abismal entre los sueldos de funcionarios y agentes penitenciarios, generaba malestar, angustia, tensión , soterrados enconos .

Consideraban que los recién llegados les quitaban espacio, el aire, la costumbre y los desplazaban a cargos de menor nivel o los enviaban a las “refrigeradoras” (oficinas de Medio Libre ).

Esto motivaba la salida subrepticia de información a la prensa , principalmente , de las listas comparativas de sueldos , tanto de los funcionarios, empleados como de los agentes , para que la opinión pública se enteren de que ellos ganaban sueldos de hambre, mientras los funcionarios estaban en planillas doradas del PNUD.

En esta institución, como en la mayoría de las instituciones del Estado, impera la cultura de la sospecha, el chisme, el rumor, las zancadillas, la venganza. Se acentúa más esta situación anómala, cuando un trabajador antiguo es desplazado por otro, recién llegado, quien gana el doble o cinco veces más. Una cosa es que te lo cuenten; otra , que lo veas con tus propios ojos. Estoy seguro que muchos conocen los penales desde afuera, han visto sus grandes paredes. Algunas veces han tenido oportunidad de ingresar para visitar algún familiar o amigo que tuvo problemas con la justicia; otros , sólo han llegado hasta la oficina del director o invitados en alguna inauguración de obras, después se retiran, tapándose las narices de manera simulada para no sentir el hedor nauseabundo que invade la mayoría de sus ambientes .

En los penales, como en nuestro país, muchas veces la realidad supera a la fantasía o la imaginación. Por ejemplo, en el año 2007, había un pabellón de internos en Lurigancho que contaba con un solo baño utilizado por un aproximado de 200 internos.
Era un hueco hecho en plena tierra, en donde dejaban sus excrementos, cogiéndose fuertemente de unas barandas para no caer en él .

En el penal de “Castro Castro”, la cocina principal está inundada de un barro negrecido , maloliente , que si caminabas en él, te cubría los pies , mientras unas ratas gordas , pasaban raudas y sigilosas . La mayoría de los diagnósticos que ser realizaron sobre la problemática de los penales , eran más teóricos que reales .

Muchos de los que hicieron los diagnósticos nunca pisaron un penal , no conocen sus características, necesidades, problemas de los internos, sus experiencias de vida, sus posibilidades , limitaciones , así como el contexto microsocial , económico y cultural, en el que se desenvuelven dentro de los establecimientos penales .

Para la mayoría de peruanos , las cárceles en nuestro país son escenarios desconocidos , peligrosos y si quieres conocer lo que realmente pasa detrás de sus muros, tienes que visitar los pabellones, entrar a sus cocinas, conversar con los delegados, caerles de manera inesperada y sorprenderlos. No vayas cuando la mesa está servida y te sacan los manteles limpios . En una de las tantas visitas que hice a los penales, un reo rematado le sugirió de que debía organizarse , de vez en cuando, excursiones con jóvenes pandilleros y llevarlos a realizar un periplo por los pabellones de Lurigancho y que vean con sus propios ojos lo que les puede suceder en un futuro , si es que no enmiendan sus conductas .Que esa sería la manera más eficaz para prevenir el pandillaje o evitar que los jóvenes terminan en la delincuencia.

Visitando los penales, llegue a la conclusión de que era un error pretender implementar una misma política rehabilitadora en todos los centros penitenciarios sin tomar en cuenta sus peculiaridades . Cada penal tiene su propia personalidad. Los internos de Lurigancho no son iguales que los internos de Castro Castro o San Jorge o Piedras Gordas.

La doctora Mavila, con gran satisfacción, antes de despedirse me entregó el Informe Final de la Comisión Multisectorial , creada mediante Resolución Ministerial 336-2006-PCM, que se encargó de evaluar la problemática del sistema penitenciario, el mismo que contenía propuestas de urgencia en cuanto al problema e la sobrepoblación, infraestructura, salud penitenciaria, seguridad penitenciaria, institucionalidad , corrupción y fue presentado en octubre del 2006 .

Para los funcionarios del INPE, este informe es considerado como la panacea para la solución de la crisis penitenciaria, tal es así, que todos los años nombran una comisión para hacer seguimiento a las recomendaciones del informe , integrada por el viceministro de Justicia y el Presidente del INPE. La comisión enfatiza en su diagnóstico que la situación del sistema penitenciario en nuestro país atraviesa por un proceso de crisis que tiene larga data y que algunos problemas más álgidos han sido expuestos. Pero, sin embargo, las carencias , el drama que se vive en las cárceles, supera todo análisis posible. Revisé la lista de personalidades de la comisión( nueve en total), procedían de diferentes sectores, a la cabeza estaba el conspicuo Ingeniero, Manuel Chau Elías , Secretario de Gestión Pública de la Oficina del Primer Ministro, seguida por la doctora Rosa Mavila León , representante del INPE; todos, estudiosos , conocían el tema. Estaba seguro que se habían dedicado sus mejores años a estos menesteres . La mayoría eran abogados, psicólogos, sociólogos, antropólogos, etcétera. Me los imaginaba trabajando el informe en cómodos ambientes refrigerados, sentados en mullidos sillones de cuero, algunos mozos, de vez en cuando, se les acercaban para serviles cafés, agua o galletitas.

Hubiese sido ideal que estas personalidades se hubiesen trasladado , siquiera una vez, a uno de los ambientes del penal de Lurigancho, la cárcel simbólica, emblemática, para ver si desde dicho lugar , logran solucionar el problema de hacinamiento y corrupción que existe en el Penal de Lurigancho , porque los otros problemas son papallitas. .
En el 2007, Lurigancho tenía 7 un hacinamiento de 360%, la infraestructura colapsada, era imposible realizar labores de tratamiento, imperaba la inseguridad, la corrupción operativa , administrativa y solucionar este problema era todo un reto para cualquier gestión o presidente del INPE.

Me hubiese gustado ver que los miembros de la comisión multisectorial que realizaban el diagnóstico, vayan a visitar uno de los penales , con el fin de sentir ese extraño temblor y ansiedad que se siente cuando le das la mano a un enfermo terminal de VIH-Sida , que se encuentra postrado en cama; que sientan como sus zapatos se hunden en el barro negruzco, pestilente , que llega hasta los tobillos, abombado , del comedor del penal de “Castro Castro”, que visiten el Pabellón 21 de Lurigancho donde duermen 200 internos llamados “refugiados” o expulsados de sus pabellones por ser la escoria entre las escorias, encima de pedazos de cartones, algunos de ellos se mueren de TBC o de VIH-Sida, que se crucen con las vidriosas miradas de los drogodependientes al interior de los establecimientos penales, que visiten los pabellones de los centros penitenciarios gemelos de Aucallama (Huaraz) y Cañete, que se reúnan con los delegados de los pabellones de San Jorge, Sarita Colonia o Piedras Gordas para escuchar sus reclamos, recibir las sugerencias o recomendaciones con la finalidad de acelerar sus procesos o mejorar los servicios.

Hubiese querido decirles a los miembros de esta comisión , que estoy seguro, nunca pisaron una cárcel para conocerla desde adentro, que jamás hundieron sus zapatos en el lodo maloliente de las cocinas de los pabellones, donde se abyecta la condición humana , donde el ser humano se hunde en la miseria moral, la desesperación , en donde solo aspiran sobrevivir en medio de sus desgracias y desdichas, encadenados a la pasividad , al inercia, con las miradas perdidas en el vacío, encadenada la conciencia de libertad , que no se puede elaborar un verdadero diagnóstico desde una oficina con aire acondicionado.

Después de visitar por lo menos 30 centros penitenciarios en distintos lugares del país, he llegado a la conclusión que por el momento, en las cárceles peruanas no se reforma al interno, no se le rehabilita , no se le readapta, y que esa frase que está escrita en el ingreso al penal de Cañete tiene mucho de verdad : “Las cárceles en nuestro país son lugares donde no existe una línea divisoria entre lo que significa civilización y barbarie”


EN LURI TODO TIENE UN PRECIO


Los problemas que presente este emblemático penal es un reto para cualquier nueva gestión y si algún presidente del INPE logra solucionar sus problemas, el resto, son papallitas. Todos saben que el principal problema de este penal es el hacinamiento, catalizador para que exista desgobierno y corrupción .

Esto hace que se deteriore la infraestructura, que no exista orden, disciplina, que no se logre la rehabilitación y reeducación, que exista escasez de personal de policías y agentes penitenciarios que no puede cubrir al cien por ciento la seguridad, tanto externa como interna.

Es tanto el problema de hacinamiento en este penal que fue declarado por Defensa Civil ( Informe Técnico IR Nº 04778-2003 ) que estaba al borde del colapso por la sobrepoblación. Los experimentados y viejos agentes penitenciarios recomiendan que un penal para ser controlado y administrado convenientemente no debe superar los 2,500 internos , pero el penal de Lurigancho hace tiempo que superó esta cifra .

Esta situación viola el derecho constitucional que tienen los internos ( procesados y sentenciados) de ocupar establecimientos adecuados( Art. 139, inciso 21), o sea, seguros, limpios, ordenados, con servicios higiénicos acorde con la condición de seres humanos, alimentación buena y balanceada, salud, tratamiento en base al trabajo para su rehabilitación . Pero , nada de esto se cumple.

Su nombre técnico es Establecimiento Penitenciario de Régimen Cerrado Ordinario Lurigancho( EPRCOL) , pero en realidad, eso de “ régimen cerrado “ es puro cuento .

Este penal no tiene nada de “cerrado” o “especial” porque se ha convertido en “tierra de nadie”, existe un desgobierno total , empezando porque nadie sabe a ciencia cierta cuántos presos existen en Lurigancho o cuántos han desaparecido o han sido enterrados clandestinamente en los tantos huecos, canales o subterráneos que han construido los mismos internos .

En el papel, la fría estadística arroja que habitan – o al menos habitaban hasta la fecha que estuve como presidente del INPE 9,106 presos; de los cuales, 7,562 estaban en la situación de procesados y 1,544, como sentenciados.

Si la capacidad de albergue de este penal era de 2,700 presos, ya se imagina uno la sobrepoblación o hacinamiento que existe en este penal .

Es considerado una “papa caliente” en donde impera la corrupción, a vista y paciencia de las autoridades , en donde todo tiene su precio . Y si no se vende el aire , es porque aún no han descubierto la fórmula para hacerlo.

Es el penal en donde los internos tienen la mayor cantidad de armas por pabellón. Allí se puede encontrar desde punzones, pistolas, revólveres, granadas de mano, hasta Mini Uzi y retrocargas.

El hacinamiento y la corrupción, que campea por todos lados, ha convertido a este penal en una “bomba de tiempo” , siempre con la mecha encendida.

En momentos del relevo con la doctora Rosa Mavila, el diario La República había publicado un reportaje bastante crudo sobre la situación de este penal , titulado : “Todo tiene un precio un Lurigancho”.

En el transcurso de la siguiente semana , confirmé que todo era cierto lo que había escrito el periodista César Romero de La República , información obtenida de un tal “Jorge” , ex delegado del Pabellón 6 , el mismo que había purgado condena de ocho años y había salido en libertad.

Cuando conversé con el nuevo director del penal de Lurigancho, la subdirectora y la jefe de tratamiento, Raquel y Yolanda- respetables y encallecidas funcionarias del INPE, que todos los días lidian con avezados delincuentes en Lurigancho-cruzaron miradas, pero no asintieron ni negaron nada sobre la información que había obtenido La República.

A través de las visitas y reuniones con delegados y entrevistas a familiares e informantes, comprobé de que el periodista se había quedado corto en cuanto a lo que había publicado. Todo era cierto y toda esta maquinaria corrupta funcionaba a la perfección, no sólo en Lurigancho sino también en otros penales como Castro Castro , San Jorge , Sarita Colonia (Callao).

La cadena de corrupción empieza desde el primer eslabón, la Carceleta del Palacio de Justicia, en donde el detenido paga por su primera clasificación a cargo de una junta de tres empleados del INPE( asistenta social, abogado y psicólogo).

Se calcula que este primer pago fluctúa entre 400 a 500 soles para que puedas ser trasladado al penal que desea el preso o donde se siente más cómodo y seguro. La mayoría se pelean por ser enviados al Penal “San Jorge”, ubicado a dos cuadras del Parque Universitario, donde van los presos primarios o aquellos que son detenidos por primera vez . Si no puedes negociar, te pueden derivar a Castro Castro o Lurigancho.

En este último lugar , pasas la primera noche en el lugar conocido como “La Lata”, en el primer piso, al lado de la Alcaldía; un lugar sucio y húmedo , convertido en orinal público sin control porque los presos orinan en el suelo. La segunda clasificación para el envió a los pabellones, está a cargo del personal de tratamiento y del Alcaide de turno. Se realiza al día siguiente de la llegada a Lurigancho , donde los internos están distribuidos en dos zonas de internamiento; una de ellas , donde están los pabellones antiguos es conocida como “ Zona Antigua” ; la otra, es en donde están los pabellones nuevos acondicionados con talleres para trabajar o área de salud.

La zona antigua cuenta con 16 pabellones, cuya población promedio por cada pabellón supera los 800 internos; el doble de su capacidad real . En el Pabellón 1 están los menores de 21 años que son considerados “carne para los leones”.En el pabellón 3, los procesados por violación.

En el pabellón 5, los primarios o los que tienen una sola “cana”. En los pabellones 6, 7 y 9 , se ubican cómodamente y en “celdas doradas”, los narcotraficantes . Y finalmente, en los pabellones 11-A y en el 11-B, los secuestradores y los que han sido policías, respectivamente. Si el nuevo tiene algún amigo , conocido o alguien lo recomienda para ser destinado a algún pabellón donde puede encontrar protección, paga 50 nuevos soles al Alcaide de turno para que te envíen hacia allá ( por ejemplo, “Chalaco” o del Callao) ; en caso contrario, tienes que pagar 150 nuevos soles para que te envíen a cualquier pabellón de tu elección .


Apenas ingresas al pabellón elegido o que te han elegido, vuelves a pagar 50 nuevos soles al Alcaide, encargado de dicho pabellón por “derecho de piso” y un nuevo sol por cada servicio de guardia que ingresa ( el servicio de guardia cambia dos veces por semana) ; además, 150 nuevos soles al comandante por la tarjeta de permanencia y 250 nuevos soles , al delegado del pabellones. El último pago lo puedes hacer al contado o en partes.

Si no te gusta el pabellón elegido o donde te ubicaron y quieres cambiarte a otro, puedes hacerlo pagando 50 nuevos soles al Alcaide del pabellón que intentas dejarlo y sol por cada puerta de control que tienes que pasar para llegar al nuevo pabellón.

Si no tienes dinero o te resistes a pagar, simplemente te votan del pabellón y pasas a ser parte del batallón de “refugiados” ( 40% de los presos están en dicha condición) y la pampa se convierte en tu cama .Pasas a la condición infrahumana, comiendo restos de comida y durmiendo encima de cartones o pedazos de frazadas o donde te coja la noche.

Muchos “refugiados” prefieren hacerlo en los techos de las edificaciones porque se sienten más seguros y se convierten en “gatos techeros”; algunos han caído al primer piso en pleno sueño, lo recogen, los llevan al hospital para confirmar su deceso y luego los entregan a los familiares , uno menos de las frías estadísticas que nunca están actualizadas.

Las celdas también tienen precio que fluctúan entre 1,500 a 3,500 nuevos soles. Existen pabellones donde por el hacinamiento, los espacios en las celdas hace tiempo desaparecieron y los presos se las ingenian para construirlas artificiosamente , utilizan su ingenio, todo sirve, palos, viejas frazadas, maderas, al final , una celda destinada para ocho, se multiplica para 15 o 18 presos. Pero, el 70% de los internos duermen en pasadizos porque las celdas y pabellones ya tienen dueños.

Con dinero y contactos se puede comprar en los penales desde armas, drogas, licor, televisor, frió bar, cerveza, wisky, el trago que uno quiera, microonda, Coca Cola de litro o medio litro, etc.

Los policías y agentes penitenciarios se encargan de pasar los celulares ( malogran las cabinas telefónicas y cobran 100 soles por una especie de alquiler ), el trago, las armas, etc.

Las tiendas y restaurantes que existen en el penal son de los internos, el Alcaide los autoriza, pero hay que pagar, empezando por los proveedores de estos locales que pagan para ingresar los productos permitidos ( jueves y viernes pasando tres controles : externos , intermedio e interno).

Las reyertas , que han tenido como consecuencia muertos y heridos , son promovidas por terceros que buscan el control , poder en un pabellón y con ello, lucrar u obtener ganancias traficando con la alimentación general , drogas y alcohol, entre otros, u obtener apoyo para futuras elecciones generales , ya no ser realizan con armas blancas como antes sino con armas de fuego como en el antiguo oeste.

¿Qué hacer con el penal de Lurigancho?

Como es un penal ingobernable, la solución demanda toda una estrategia y nada mejor que aplicar un antiguo principio maquiavélico “ divide y reinarás”. Empezar por dividir el penal en dos o tres partes; en cada pedazo , ubicar no más de tres mil internos , contando con su propia administración , servicios complementarios que un pena requiere para su funcionamiento :cocina, talleres, centro médico, etc.

Claro, dividir Lurigancho suena como algo fácil , pero en realidad en complejo y requiere poner en juego , no solo negociación y presiones escalonadas en reuniones con los delegados de los pabellones, sino fino tacto diplomático, hasta lograr el objetivo : crear Lurigancho 1, Lurigancho 2 y finalmente, Lurigancho 3.¿Para qué sirve la negociación?

El hampa en Lurigancho está organizada en una especie de estructura jerárquica, vertical, donde también encajan los policías y agentes penitenciarios. Como todo sistema engarzado por finos hilos en una trama de años tejido por la corrupción, existe un “ punto de equilibrio”, que cuando se rompe o desborda por algún lado ( ejemplo, un taita quiere apropiarse de un pabellón que ya tiene dueño), se desata la violencia, las reyertas, los motines, etc.

Otro factor de ruptura del punto de equilibrio se da cuando sale libre un delegado, un taita o cuando no se ponen de acuerdo en el reparto del dinero obtenido como producto de algún secuestro planificado desde el interior de la prisión con los contactos externos.
Aunque parezca increíble, pero es real, la negociación para dividir Lurigancho tenía que hacerse con los delegados de los pabellones, pero el verdadero poder detrás del trono, son los s “taitas”, algunos de los cuales nunca dan la cara, pero estaban pendientes de todo acuerdo tomado en las reuniones de delegados .

Cuando asumo el cargo de presidente del INPE, se estaba construyendo un muro para dividir el penal , pero que se había paralizado por dos motivos : la falta de presupuesto y los delegados pedían que se cumpla primero los acuerdos que habían firmado con la doctora Mavila , entre los que estaba, cumplir con los acuerdos del acta firmada antes de dividir el penal con el muro de 50 metros ( se había avanzado 20 metros ).

Cuando lo delegados y “taitas” se dieron cuenta sobre la construcción del muro y se enteraron de la división del penal , protestaron y empezaron amenazar con un motín ; entonces, Rosa Mavila, se vio obligada a reunirse con los delegados y firmar un acta de compromiso donde se comprometía que antes de terminar el muro y dividir el penal, debían construir los servicios que requerían la parte antigua del penal , además de una losa deportiva con auditórium; pero sobre todo, paralizar la construcción del muro que era conocido por los internos como “ el muro de la discordia”.

Los delegados de pabellones no aceptaban la división porque atentaba contra sus intereses ; en realidad, sabían que el objetivo era quitarles la presa de los dientes( jóvenes delincuentes a quienes han prostituido ) y pasarlos a Lurigancho 2 donde se construía dos nuevos pabellones .

De acuerdo al plan, en julio debería estar dividido el penal en dos y en el nuevo, iba a trasladarse a los “grupos vulnerables” (delincuentes primarios, adolescentes, ancianos, enfermos). La división del penal fue el primer paso para atacar frontalmente el hacinamiento y poco a poco, recuperar el principio de autoridad, luego, debían adoptarse otras medidas como proseguir con el plan de construcción, remodelación y ampliación de los pabellones y servicios higiénicos.

Para construir, el INPE contaba con dinero fresco . Durante el 2007 , la Dirección General de Infraestructura contaba con los recursos provenientes del FEDADOI y del Schok de Inversiones ( 5 millones de soles ) y estaba avanzado el trámite para conseguir un crédito suplementario de S/ 112’381,193.00.

Luego de la primera división del penal de Lurigancho, proyectar la segunda división para el presupuesto del 2008.

Otras obras urgentes para Lurigancho era la culminación de la construcción del sistema de agua para los pabellones industrial y 16 (ex Centro Victoria), la construcción del Centro de Albergue para el tratamiento psiquiátrico y la losa deportiva y auditorio con los recursos del FEDADOI, ponerles la pilas a la ministra de Justicia para lograr un apoyo efectivo en el plan de despenalización que había empezado al declarar en emergencia a los penales con mayor hacinamiento ( Lurigancho y Sarita Colonia) . Las estadísticas arrojaban que 70% de la población penal a nivel nacional estaban sin condena de un total de 37 mil internos , ampliar por tres meses la declaratoria de emergencia de los penales de Lurigancho y Sarita Colonia (Callao) debido al grave y alarmante problema que presentaba el hacinamiento.

Durante el tiempo señalado para la declaratoria de emergencia, no debían ingresar más internos en dichos penales . Los nuevos tenían que ser derivados a los penales de Huaraz y Cañete; además, fortalecer el equipo de trabajo itinerante ( se contaba con 20 abogados del INPE) con apoyo de los colegios de abogados ( Lima , Callao y Cono Norte) para continuar con el levantamiento del censo jurídico que iba a permitir conocer la situación legal de cada interno , paralelamente, tramitarles sus beneficios penitenciarios a quienes les corresponda.

El plan de despenalización también debía comprender la agilización de los mecanismos a través de indultos, conmutación de penas y derecho de gracia presidencial e utilizar de manera racional los espacios ociosos que aún quedaban en penales como Castro Castro para convertirlos en habitables.

Este penal tenía áreas desocupadas, entre pabellón y pabellón, que abiertos y con puertas de acceso, se podía darles utilidad como áreas de tratamiento o de talleres .

Otro plan consistía en realizar la reclasificación de internos porque se había detectado que habían internos primarios en penales de máxima seguridad o secuestradores que estaban en San Jorge. Todos eran conscientes de que la corrupción corroe todo el organismo del INPE y que una de las primeras medidas consistía en establecer mecanismos para detección y acabar con ella, tanto administrativa como operativas, porque tan corrupto es el funcionario o trabajador que infla un presupuesto para poner operativa una bomba de agua que se malogra en un penal como el agente penitenciario, como el policía o agente penitenciario a cargo de la custodia de los presos que cobran un sol para que un interno pase de una puerta a otra . Eduardo Vega, Defensor Adjunto para los Derechos Humanos de la Defensoría del Pueblo , sostuvo una vez que “ para contrarrestar la corrupción en los penales , básicamente tiene que haber drásticas sanciones y detectar cuál es el circuito de la corrupción “. Por su parte, Ricardo La Cerna, encargado de la pastoral carcelaria de la Comisión Episcopal de Acción Social (CEAS) , opinó también que la sobrepoblación desata la corrupción y la violencia y que en un penal sobrepoblado se trafica con droga, con celdas y comida”.

Para combatir la corrupción se elabora un plan de seis meses que contenía las siguientes medidas :

- Revisar los contratos de las concesiones de alimentos , diseñando un modelo único para todo el INPE.

- Nombrar una supervisión itinerante de los servicios de alimentación y nutrición que dependa de la Sede Central .

- Relevar periódicamente al personal de agentes penintenciarios y policías que tienen muchos años en ciertos penales.

- Detectar y combatir las malas prácticas y la corrupción operativa, auditar el ejercicio de la gestión en el INPE por los menos dos años antes.

- Declarar en reorganización el Establecimiento Penitenciario Transitorio de Lima ( Carceleta ) por 60 días para remodelar los ambientes.

- Mejorar los servicios y optimizar los procedimientos.

- Recomponer en su totalidad la Junta Clasificadora de la Carceleta cada seis meses

- Modificar y actualizar la Directiva Nº 009-2003-INPE-OGT del 30 de diciembre 2003 que norma los procedimientos para la conducción y traslado de internos a nivel nacional

- Implementar el plan de austeridad y transparencia y control de gastos, realizar compras de bienes bajo el sistema corporativos ( uniformes, medicinas )

- Elevar el pago por riesgo de vida para trabajadores que sirven en los centros penitenciarios de frontera( Tumbes y Tacna).

- Programar incentivos para los trabajadores ( el trabajador del mes) .

- Crear una Oficina de Inspectoría para realizar investigaciones por faltas del personal de agentes penitenciarios .

- Fortalecer la Comisión de Lucha contra la Corrupción.

- Introducir nuevas tecnologías y procedimientos electrónicos para detectar actos de corrupción y fortalecimiento de la inteligencia.

- Revisar el sistema de subasta inversa que se viene utilizando para la concesión de alimentos en los penales . Este sistema es un fracaso total , debido a que se basa solamente en el precio que oferta para la comisa de cada preso el postulante pero no se evalúa la calidad ni cantidad de la alimentación diaria . Este sistema había creado demasiados problemas debido a que los ofertantes por ganar la licitación rebajaban los costos y luego tenían problemas para cubrir el costo de la alimentación en los penales, situación que obligaba a realizar una addenda para cubrir lo faltante .

- Lograr la supervisión directa de los alimentos por parte de los internos .

El 14 de febrero, por un período de 90 días (febrero, marzo y abril ), se declaró en situación de emergencia los penales de Lurigancho y Sarita Colonia .

Así empezaba el plan de deshacinamiento de estos dos penales; al día siguiente, la prensa hacía conocer a la opinión pública este acuerdo y también publicaba la muerte de un interno en la cárcel de Moquegua.

La declaratoria de emergencia tenía como objetivo recobrar el orden , autoridad y la disciplina que se ha perdido en dichos penales; asimismo, evaluar las condiciones sanitarias de habitabilidad , superar el hacinamiento de manera gradual, clasificar y levantar un censo de los reclusos con apoyo del Registro Nacional de Identificación Civil (Reniec), implementar verdaderas políticas rehabilitadoras a través del trabajo en talleres de carpintería, artesanía y artesanía y la comercialización de los productos, que generen un ingreso a los internos, reducir el impacto del hacinamiento con la reclasificación, separando al primario del reincidente y protegiendo a los segmentos de internos más vulnerables, mejorar los niveles de seguridad interior y limitar los niveles de prisionización y el uso racional de la infraestructura disponible.

El mismo día de la declaratoria de emergencia de “Luri” y Sarita Colonia, durante la visita en la prisión de Moquegua, el preso Luis Falcón Jirón era cocido a puñaladas por otro interno , como resultado de una gresca motivada por una cuestión de deudas . Las reyertas entre internos es algo habitual y sucede casi siempre en horario de visitas cuando los presos están más sueltos y aprovechan para vengarse o cobrar alguna deuda.Hablé con el director del penal de Moquegua y le preguntó sobre lo que había pasado. Mecontó que esto era normal , en los penales cada cierto tiempo suceden reyertas, que no me preocupe, que ya había dispuesto una “requisa” para encontrar el arma homicida y había comunicado al fiscal .

Inmediatamente, envié a la ciudad de Moquegua al Director General de Seguridad del Inpe, comandante en retiro de la policía y abogado, Oscar Rosas Vizarreta, ex policía que procedía de las canteras de la ex PIP, un detective – abogado (mezcla diabólica) que lo había contratado en los cargos de confianza de Director General de Seguridad e Inspector General ( este último hasta que se formalice en la estructura orgánica y se nombre a un director, porque era necesario que ambas funciones estén desligadas ).

Había observado que una de las deficiencias que existía en el INPE era que no se contaba con una Oficina de Inspectoría y no existía capacidad de reacción apenas sucedía una reyerta con muertos o heridos o cualquier problema ligado a graves faltas contra la disciplina del personal de agentes penitenciarios.

Había una oficina de control interno, pero que está más abocado a temas de presupuesto e inversiones.

Nadie viajaba o se encargaba de realizar una profunda y detallada investigación, pero con el ojo del “pesquisa”( investigador criminal ).

Rosas llegaba al lugar, sentaba a todos los sospechosos frente a una computadora, avisaba al fiscal para que esté presente en la toma de manifestaciones, interrogaba a los testigos, perennizaba la escena , coordinaba con otras autoridades de la zona y al retornar a Lima, toda la investigación la volcaba en un informe tipo “atestado” que servía de base para las notas informativas y para el trabajo que realizaba el Comité Administrativo Disciplinario que se organizaba , aplicaba la sanción administrativa o deslindaba de responsabilidad al investigado .

Después de la reyerta en el penal de Moquegua, implementamos en el INPE nuevos procedimientos para manejar situaciones similares : se enviaba un equipo técnico de investigadores, perennizaban la escena, entrevistaban a testigos, tomaban declaraciones, levantaban indicios y evidencias, y elaboran un informe final .

Estos procedimientos y la necesidad de contar con un equipo técnico de investigación dio nacimiento a la Oficina General de Inspectoría .

EL CENTRO PENITENCIARIO "CASTRO CASTRO"

El Estado siempre ha carecido de política y estrategias penitenciarias e improvisaba sistemas únicos de concentración de reclusos sin implementar regímenes adecuados a los nuevos internos.

En 1982, apenas empezaron a caer detenidos los primeros terroristas de Sendero , fueron trasladados a los establecimientos penitenciarios de Lima, principalmente al penal “Miguel Castro Castro” ubicado al este de la ciudad de Lima , en el distrito de San Juan de Lurigancho .

Entre 1991-1992, este penal recluía la mayor cantidad de internos acusados y sentenciados por terrorismo y ante las noticias e informaciones que salían en la prensa de que los subversivos tenían el control de este centro penitenciario, así como otros calificados de Máxima Seguridad.

El 1 de noviembre de 1002, el gobierno del ex Presidente Alberto Fujimori reestructura el sistema de seguridad restándole autoridad al INPE y autoriza que miembros de las FFAA y de la PNP, asuman la dirección y el control , externo e interno, de los penales que concentraban la mayor cantidad de terroristas, entre los que estaban los penales de “Castro Castro “ y Lurigancho, calificados de Máxima Seguridad.

Hasta la fecha, la policía mantiene el control en cuanto a la seguridad interna y externa en los penales de “Castro Castro “ y Lurigancho ; el INPE, sobre estos dos penales, tiene un control bastante insignificante . Esta situación ocasiona fricciones entre los policías y agentes penitenciarios que hasta hoy no se supera. Castro Castro fue un penal construido principalmente para albergar terroristas y quizá alguna vez fue realmente de régimen especial, pero hoy ha perdido su verdadera naturaleza y ha terminado convirtiéndose en “tierra de nadie”. El desgobierno en las cárceles permitió que el 9 de julio de 1990 puedan fugarse del penal de “Castro Castro”, a través de un tunel, 49 integrantes del Movimiento Revolucionario “Túpac Amaru”, con su líder a la cabeza, Polay Campos, lo que reflejaba la inseguridad del sistema penitenciario .

A comienzos de 1992, el Canal 4 de Londres, filmó a senderistas en los pabellones 4-B y 1-A en marchas disciplinarias arengando a la lucha armada y dando vivas al líder de SL, Abimael Guzmán .

Otro acontecimiento sucedido en este penal , que ha dado la vuelta al mundo , la Comisión de la Verdad y Reconciliación lo ha estudiado profundamente y cuyos efectos hasta hoy se sienten, es el caso conocido como el genocidio , la barbarie , la masacre o la matanza de “ Castro Castro “. Sucedió entre el 6-9 de mayo de 1992 cuando agentes del Estado ingresaron al penal para realizar la “Operación Mudanza 1” y ante la resistencia de los internos de los pabellones 1-a y 4-B, fueron ejecutados extrajudicialmente, 42 senderistas .

“Castro Castro “ fue construido para albergar 500 internos , actualmente tiene 1,195 , de los cuales, 985 están como procesados y sólo existen 210 sentenciados.

Además de la corrupción que corroe todo el sistema en este penal, su principal problema es que la infraestructura y los servicios básicos han colapsado y el hacinamiento crea escenarios de violencia.

Este penal no tiene por donde expandirse y la única solución inmediata sería abrir accesos para los ángulos que existen entre los pabellones y que los presos conocen estos espacios como “tierra de nadie”.

Otro problema es los continuos enfrentamientos y colisiones que tienen los presos con otros internos que llegan trasladados desde los penales de Lurigancho y Sarita Colonia (Callao).

Como los trasladados o “lanchadas” se realizan sin ningún criterio técnico ,sólo para sacar a los indeseables o revoltosos de un penal a otro , apenas llegan los nuevos, compiten con los “taitas” y delegados por la supremacía del control de los pabellones y se suscitan las reyertas utilizando todo tipo de armas, incluso armas de fuego, dejando una secuela de muertos y heridos como la reyerta del 28 de enero del 2007. Ese día se suscitó una tiroteo infernal que dejó un muerto y cinco heridos como resultado del enfrentamiento entre internos de los pabellones 4-B y 1-B. Habían llegado de Lurigancho un grupo de secuestradores que llegaron al pabellón 4-B y se enfrentaron para obtener el control del establecimiento penal. Rosa Mavila, jefe del INPE, se quejó de que los directores de los 82 penales no le hacían caso y no implementaban las medidas de seguridad que su despacho había dad, entre los que estaba , realizar todas las semanas requisas en los penales para detectar todo tipo de armas .

¿Qué hacen las autoridades para bajar la temperatura en este penal que concentra secuestradores, narcotraficantes, terroristas, violadores y que es un polvorín listo a explosionar?
Cada cierto tiempo se lleva a cabo las llamadas “lanchadas” hacia otros penales como “ Piedras Gordas”, Aucullama(Huaral) , Cañete o al Penal de Juliaca (Puno).

Esta medida tranquiliza momentáneamente el penal, pero se debe tener mucho cuidado , porque puede ser utilizado para sacar a futuras víctimas a otros penales donde los esperan para su sentencia de muerte o sacan a los “burros”( internos que se sacrifican o auto inculpan después de una muerte por que no tienen nada que perder , mayoría de éstos tienen sentencias mayores a 20 años ). Los verdaderos autores de las muertes en una reyerta se vacilan y se ríen de las “lanchadas” , ya sea porque no se les ha podido identificar como lo autores intelectuales o porque tienen contactos entre la policía o los agentes penitenciarios corruptos que por una suma de dinero , no los incluyen en las listas para el traslado . Era aconsejable adoptar todas las medidas para no ser un tonto útil y cuando se realice una “lanchada”, aparte de que debe realizarse con toda la reserva de caso para evitar delación , silenciosa, rápida y reubicar a los verdaderos causantes de las reyertas para evitar consecuencias mayores.

Pero, sobre todo, antes de firmar el traslado, que el director del penal te exponga los perfiles, antecedentes, fotos e imágenes fílmicas de cada interno que es candidato al traslado , así como el impacto que tendría su llegada a un penal , porque puede generar un problema mayor , ya sea porque se enfrentará a sus rivales o simplemente, lo envían para la sentencia de muerte .

Ningún penal es igual a otro, diríamos que cada penal tiene su propia personalidad.

Conocer y saber diferenciar cada uno es importante porque muchas veces buscamos soluciones generales, para todo el sistema , sentados detrás de mullidos sillones en ambientes refrigerados , sin haber pisado jamás un penal . Si ningún penal es igual a otro, pero sí es evidente que todos están interconectados mediante las “correas de transmisión “(familiares, amigos, abogados) o la telefonía móvil (celulares) .

Los delegados coordinan entre ellos, se comunican, planifican acciones, saben cuando va a realizarse una “lanchada” o cuando una comisión visitó el penal y que acuerdos se han tomado.

Esta interconexión hace que lo que sucede en Lurigancho, San Jorge, Sarita Colonia, repercute en Castro Castro o en otros penales o viceversa.

En cuanto a su infraestructura, si bien es cierto que no tiene por donde expandirse, pero cuenta con espacios perdidos y subutilizados como las áreas angulares entre los pabellones, que los presos las conocen como “tierras de nadie “Castro Castro es un penal productivo y no debemos esperar que se pierda esto” – dijo con satisfacción el “Hermano Carlos”, sacerdote que actualmente reemplaza en sus labores asistenciales al desaparecido padre Hubert Lanssier , cuando un día el coronel lo invitó a conversar en su despacho .

Su rostro le era familiar y lo había conocido cuando asistía a las reuniones donde se hablaba de la situación de los penales en la época que arreciaba el terrorismo, acompañando al padre Lanssier .

“Es productivo porque la mayoría trabaja en talleres, creados por ellos mismos, con su propio dinero, artesanía, escobas, cachos , zapatería y con ello pagan el costo de sus procesos, les envían dinero a su familia y les sirve para su tratamiento del 2x1 – le aclaró , Carlos , como gusta que lo llamen, así de simple, personaje interesante , controvertido y que muchos policías desconfían de él porque consideran que defiende más a los terroristas que a los comunes.

Este penal no fue diseñado para rehabilitación, se construyó como prisión de “máxima seguridad” . Los talleres fueron construidos por los mismos internos, de manera improvisada, aprovechando cualquier espacio.

Los pabellones en Castro Castro , al igual que en Lurigancho, aglutinan a los presos que se buscan o se juntan debido a que tienen cierta afinidad , ya sea porque son del mismo barrio, son del mismo “laburo”( tipo de delito ), provienen de la misma “lanchada” o se dedican a las mismas actividades productivas.

Por ejemplo, en el pabellón 1-A están los procesados y sentenciados por TID , el delegado es el interno César Valdizan, tienen piso de mayólicas, baños limpios y cocina presentable . Sus quejas es porque no tienen beneficios penitenciarios por su condición de procesados o sentenciados por TID y esperan alguna reforma legal que mejore sus situaciones .

El Pabellón 4-A se concentra los que fueron traídos en una de las últimas “lanchadas” desde Lurigancho y fueron los que generaron las reyertas el 28 de enero 2007, su delegado es el delincuente Pedro Villena.

El 18 de febrero , fui a visitar el penal y reunirme con los delegados de los distintos pabellones para conocer in situ las entrañas de la fiera.

Escuchó a cada uno de ellos sus pedidos, sugerencias y los problemas que presentaban sus respectivos pabellones.

Se quejaban de que la cocina del penal estaba en pésima condición, su piso estaba anegado de aguas negras, fangosas, sin una cámara refrigeradora y agua.

Luego, visité algunos pabellones y pudo comprobar los problemas que presentan cada uno de ellos, desde carencia de los servicios básicos ( agua, luz, desagüe), espacios para trabajar, los talleres de artesanía utilizan hornos industriales y otros artesanales , jalando una buena cantidad de energía con la consecuente pérdida de dinero por parte del INPE, el sistema de agua y desagüe ha colapsado existen pabellones como el 2-A y 2-B, habitados por los terroristas cuyas paredes están humedecidas debido al mal estado de las cañerías.

El delegado Lezcano Landaeta, del pabellón 6-A, temerariamente denunció al comandante Quispe Marin por los abusos que comete en los días de visitas y pedía que sea cambiado.


Había filtración de agua en la paredes del pabellón 4-A.

Los delegados del 3-A y 3-B( independientes o presos que se alejaron de SL y MRTA) se quejaban del problema que tenían sus pabellones con el ,agua porque tenían una sola cañería y pedían autorización para arreglar las cañerías, colocar un tanque para agua de mayor dimensión .

Conversó con el director del penal , le dijo que acepte la propuesta de estos delegados para costear el arreglo de las cañerías y asintió con la cabeza .

El ingeniero Copello de Infraestructura, parte del equipo de visita e inspección, anotaba diligente, atento y señalaba con el dedo donde aparecían las sombras negruzcas y humedecidas en las paredes de los pabellones del sistema de agua que había colapsado, comentando que no demandaba mucho dinero arreglar las paredes y el sistema de agua .

Los presos miraban sorprendidos porque hacía tiempo que no veían a un presidente del INPE, con su equipo técnico, visitando los pabellones , anotando las deficiencias, planteando soluciones.

En las paredes del patio del pabellón donde estaban los terroristas , fueron recibidos por los delegados , José Matos Palacos y Arturo Chumpitaz, sirviéndoles de guía, le mostraban orgullosos sus talleres de artesanía y productos en proceso y acabados, pidiendo que se abra el espacio de la rotonda para utilizarlo como biblioteca.

Se quejaban de que el INPE no había contabilizado los seis años de trabajo del 92 al 98 para los beneficios, que existen leyes inhumanas como del 7x1 , que los beneficios del 2x1 se apliquen a todos los internos, no como ellos que reciben 7x1, que tienen más de 15 años presos, que el tratamiento en salud es pésimo y han tenido muertos , como Marco Abarca que murió por Leucemia , Jorge Cartagena con cáncer y que requería atención especializada , Javier Quevedo Sauri . Mientras recorría el pabellón de los terrorista de “Solución Política “, en las paredes de su patio se leía : “ solución política , amnistía general y reconciliación general”. Este grupo de SL, conocido como “Solución política de los problemas derivados de la guerra” esperaba paciente cumplir sus años de condena y salir de prisión. Lo único que quieren es que se les permita llevar a cabo sus reuniones periódicas, - según ellos, “pacíficas” - tan igual como sus lemas de “solución política a los problemas derivados de la guerra”. Saben que les falta poco para cumplir con sus penas y pronto estarán libres, por lo tanto , evitan cualquier acto de violencia que les genere problemas. Existen diferencias de pabellón a pabellón lo que evidencia el status, solvencia económica, tipo de delito , predisposición a la rehabilitación . Cuando ingresé alpabellón 3-A, como era día de visitas, se me acercó una joven y me pide que se investigue la muerte de su hermano , Javier Janampa , quien murió ahorcado , en agosto de del año pasado, en el penal de Cañete . Se culpaba a Rubén Pariona, pero ella sabía que no era , éste era “ el burro”( interno que se echa la culpa porque sabe que tiene una larga condena y no perdía nada ). Le prometí realizar una investigación. La mujer se retiró, contenta.

Cuando eran las tres de la tarde y aún estaba en el pabellón 5-A, entra la llamada por celular del doctor Marco Cerna , de Control Interno del Ministerio de Justicia, quien desesperado alertaba de la salida intempestiva del narcotraficante , Miguel Angel Morales Morales quien se estaba valiendo de un Habeas Corpus.

Se debía ganar tiempo, el Juez Penal , Marcos Tejada Ortiz , del Módulo Básico de Justicia del VNMT, había resuelto el Hábeas Corpus del narcotraficante , jefe de la mafia mexicana , y su salida iba a generar un escándalo político . En estos casos, lo aconsejable es encontrar una salida, tal vez , si tiene dos nombres tal vez existe un error en uno de ellos, una letra mal escrita, esto permite devolver el documento para aclarar este detalle, ya ha pasado antes.

Convers'e con el director del penal y le comento esta preocupación .

Me despido del delegado del pabellón 5-A con la promesa de volver, me dirijo hacia fuera del penal, cuando alguien suelta la sugerencia de que pase a visitar a los generales que están en una ambiente cercano al ingreso del penal , quede para hacerlo en otro momento . Mientras me dirigía hacia la sede central del INPE, pensaba “si fuera interno, estoy seguro que encabezaría una revuelta o motín debido a las condiciones en que se vive actualmente en ese penal y todo estaría justificado “.

Después de la visita al penal de Castro Castro , tuve ideas más claras sobre las principales medidas que debían adoptarse en este centro penitenciario:

1. Habilitar los espacios entre los pabellones que son lugares muertos y subutilizados.
Reparar el sistema de agua y desagüe en todo el penal.

2. Proceder de inmediato a la remodelación de la cocina y adquirir una cámara de enfriamiento( el dinero existía : 341 mil soles ).

3. Replantear todo el sistema eléctrico para proyectarse a trifásica y adquirir hornos industriales para los talleres de artesanía.

4. Replantear la calificación de este penal porque ya no es de “máxima seguridad “
5. Colocar teléfonos públicos para eliminar los grandes negociados que existen con los celulares que se alquilan muchas veces a 100 nuevos soles. Esta ganancia va a los bolsillos de la policía o del personal del INPE.

6. Proporcionarles las copias de sus sentencias de manera rápida y al menor costo para que puedan tramitar sus beneficios en un tiempo perentorio ( 72 horas).
7. Eliminar los cobros por capacitación en el centro de computación e incrementar computadoras de última generación.

8. Regularizar los cursos de idiomas que brindaba el Instituto Británico , la Alianza Francesa con el tratamiento y para sus beneficios penitenciarios.
9. Mejorar y hacer funcionar la clínica los fines de semana .

10 . Incrementar el personal médico en atención de salud especializada.
11. Solucionar el problema de la comercialización que tenían con sus productos.
12. Habilitar una panadería y coordinar con los proveedores para que los panes que produzca este penal sean incorporados en la alimentación de los presos .

13. Conformar un equipo técnico del INPE que cada 15 días se reúnan con los delegados de los pabellones y cada fin de mes, el presidente del INPE , consolide este tipo de reuniones para recoger inquietudes y buscar soluciones inmediatas.

TESTIMONIO BENEDICTO EN MEGAJUICIO FUJIMORI

KETIN CON VLADIMIRO CONVERSAN SOBRE BENEDICTO Y MARCOS MIYASHIRO 25DIC1999