domingo, 28 de agosto de 2011

30 DIAS EN EL INPE: REVELANDO LAS ENTRANAS DEL MONSTRUO TERCERA PARTE EL RELEVO Y PRIMERAS ACCIONES



La experiencia vivida por el coronel en retiro de la policía y abogado, Benedicto Jiménez, durante los 30 días que estuvo como presidente del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) de 3 de febrero al 4 de marzo 2007.

La central del INPE está ubicada a escasas cuatro cuadras de la Plaza de Armas de la capital . En horas de la mañana , esa calle es bastante transitada por vehículos y transeúntes.

Consta de dos pisos y cuando subes por la escalera al segundo piso, donde está el despacho del presidente , metido al final del pasadizo, tienen que pasar por unos ambientes saturados de muebles, computadoras, oficinas pequeñas, donde trabajan apiñados 350 trabajadores que hacen maravillas para acomodarse en ambientes tugurizados .

El sábado 3 de febrero- día no laborable – es costumbre en muchas instituciones del Estado trabajar de lunes a viernes y el INPE no es la excepción – cuando aún no eran las nueve de la mañana, seguido de una pequeña escolta de apristas y algunos prospectos de funcionarios de confianza, que reemplazarían a los salientes, hice ingreso a la sede central, sorprendiendo al personal de seguridad que cuidaban la puerta de ingreso .

Sabían que había un nuevo presidente, pero no me esperaban hasta el lunes.

Al verme ese día por la sede, se pusieron nerviosos y lo primero que hicieron fue pasarle la voz a la presidente saliente, la doctora Rosa Delsa Mavila León , la misma que desde temprano se encontraba en el despacho preparando el relevo que debía hacerse a más tardar el 5 de febrero.

Apenas le avisaron que estaba subiendo por la escalera al segundo piso, ya me esperaba a la altura de una pequeña salita para visitantes.

La saludo y me invita cordialmente a ingresar al despacho, intentando que se siente en el sillón del presidente. No era el momento para esos detalles, así que preferí hacerlo en un sillón de cuero negro , alrededor de una pequeña mesita de centro.

Sentarse en el sillón del presidente era colocarse , psicológicamente, encima de ella y mi intención era sacarle en los días que demandaría el relevo , toda la experiencia que había ganado esta mujer en el INPE , quería estar en el mismo nivel emocional y psicológico de ella.

Empecé la conversación, rompiendo el hielo de esos momentos.

Doctora, tómese su tiempo, el relevo podemos hacerlo el lunes , temprano, está bien, coronel.

Poco a poco se iba soltando y la conversación se volvió , franca, sincera, se prolongó por dos horas , me hizo conocer , de acuerdo a su experiencia , la visión y perspectiva que tenía , algunos secretos para el buen gobierno, los problemas que había encontrado , el motivo de su salida, la falta de apoyo de la ministra de Justicia, etcétera.

El ambiente que ocupa el presidente del INPE es uno solo, comprende un elegante escritorio, demasiado grande para el reducido espacio, ocupa más de la tercera parte del despacho. En el ambiente había un sillón negro ejecutivo, tres muebles de cuero que rodeaban la pequeña mesa de centro , un estante para colocar libros - utilizado también como archivador- al costado izquierdo ( desde la posición sentada del presidente), había una puerta que daba acceso al baño y a una pequeña oficina que utilizaba el asistente del presidente.

A la mano derecha quedaba la puerta que daba a acceso a la sala de reuniones de la Alta Dirección o Consejo Nacional Penitenciario (CNP) que por indicación del nuevo jefe del INPE, había empezado a reunirse todos los días , el mismo que pasó a denominarse “ consejo para manejo de crisis”.

El ingreso al despacho de presidente se podía hacer a través de la secretaria privada o por la sala de reuniones del CNP.

Estando sentados en la salita del despacho, la doctora Mavila se levanta y se dirige a sentarse en el escritorio del presidente y continúa firmando la documentación que debía entregar en el relevo , mientras seguía el hilo de la conversación , ensayando algunas hipótesis , que según su apreciación, habían sido las causas de su salida intempestiva. De todas ellas, la que tenia mayor sustento, era que la ministra de Justicia, María Zavala, le había perdido confianza y como es usual en política, le dijo que “ diese un paso al costado”.

Mientras firmaba la documentación, aproveché esos instantes para observarla con el rabillo del ojo y hacer un perfil de ella : era de aspecto agradable, tipo provinciana, tipo de mujer nada desconocido para mi, en alguna oportunidad , los trajines de la lucha antiterrorista me llevaron a dichos lugares de donde procedía, tal vez era de Huamanga o Huánuco.

En sus mejores momentos, pudo haber sido una bella mujer. Pero a la edad que tenia , aún quedaban rezagos de esos tiempos gloriosos .

No trasuntaba los 55 años, hablaba de manera suave, marcando las palabras, con cierto rigor,perfil académico, en cada palabra, gesto, movimiento de las manos, despertaba confianza, hablaba con franqueza y sinceridad.

Sus emociones fluían, sin ataduras, en su rostro y ojos claros que miraban detrás de unas gafas de medida.

Esta mujer era tan transparente en sus sentimientos que, aún, intentado reprimirlos, fluían en cada frase.

Es así que pude darme que sentía desazón, mezclado con resentimientos, por la actitud de la ministra de Justicia, María Zavala, porque no le hizo caso y tampoco le brindó apoyo para acabar con las “cárceles doradas” que habían en el penal “Castro Castro” .

De vez en cuando , callaba y era como sus pensamientos se perdían en los rincones de recuerdos; luego , volvía a recriminar , esta vez contra el coronel Figueroa , director de la prisión de “Castro Castro”, oficial superior que había negado ante la prensa que había “cárceles doradas” o armas y que durante la reyerta donde hubo un muerto y varios heridos, las únicas armas que existían ya se las habían entregado los mismos internos como “ un gesto de buena voluntad” .

Ella le había dicho al coronel que acabe con las “cárceles doradas “ , pero no le hizo caso y la prensa husmeó y obtuvo imágenes de ellas y las publicó , y eso fue el detonante ; luego, pasó lo que tenía que pasar : que la ministra le diga que dé un paso al costado.

Hacía esfuerzos para contener la rabia sorda que sentía en esos momentos , mientras seguía comentando : todos saben de que en las cárceles puedes conseguir desde una granada de guerra hasta una mini-use. Todos saben que ese coronel mostró ante la prensa armas viejas y obsoletas que entregaron los delegados ante una conferencia de prensa , que se improvisó para la ocasión .

Es puro cuento, son armas inservibles, los mejores “fierros” se esconden en las tuberías de los desagües, dentro de las paredes, en los subterráneos, en la tierra de nadie, en lugares que solo conocen los “taitas” o los delegados .

Como último intento de aferrarse al poder, se conectó con la prensa , logró sacar algunas imágenes proporcionadas por el comandante Arias, su jefe de seguridad, mostró imágenes de que sí existían “cárceles doradas” , que la policía había mentido, pero ya era tarde, su muerte estaba anunciada; más bien, este intento desesperado por alargar su estadía , fue tomado por María Zavala como deslealtad, porque según la ministra, la basura debe guardarse debajo la alfombra ; además, los presos están tranquilos, comen , duermen bien, las cárceles es el mejor de los mundos posibles y nadie tiene porque enterarse lo que sucede detrás de sus muros , que bastante problemas tiene el gobierno con la inseguridad , el hambre, la miseria, la desocupación; para darles más problemas. Cuando sucede una reyerta o “batacazo” en los penales de Lurigancho y Castro Castro, toda la prensa se tira encima del Presidente del INPE, pero pocos saben que desde 1992, cuando el gobierno del ex presidente Alberto Fujimori reestructuró el sistema de seguridad penitenciaria debido a que los terroristas controlaban las cárceles , principalmente “Luri” y “Castro Castro”, la policía desplazó al personal del INPE , asumiendo la administración y el control de estos dos penales, pero cuando sucede una reyerta con muertos y heridos, la responsabilidad le salpica con ventilador al Presidente del INPE , ya sea por acción o por omisión. La doctora Mavila me aconseja que siga con el plan para obtener el crédito suplementario, que no deje de lado al psicólogo Keneth Mora Mora, un personaje enigmático, contradictorio , al que consideraba “apagador de incendios” , el único capaz de decirle cuando va a suceder un “batacazo”, el hombre indicado para manejar situaciones de esta naturaleza, que visite las cárceles para conocer in situ los problemas, que no le haga caso a los chismes y rumores que eso es parte de la cultura institucional, que trate de lograr la ley orgánica y el escalafón para el personal de agentes penitenciarios y , sobre todo, que no se olvide de los trabajadores que son los peores pagados en el Estado , no obstante que son los que viven y trabajan en permanente riesgo.

Después pudo enterarse de qu el 30 de enero de 2007 , Rosa Mavila había solicitado a la ministra de Justicia que gestione ante el Ministerio de Economía un crédito suplementario para el año 2007 ( Pliego 061 –INPE) por la suma de S/ 112´380,193 nuevos soles; dinero que se iba a destinar preferentemente para la construcción de dos establecimientos penales para internos primarios ( S/.50´000,000), para la formación, ingreso y el pago de remuneraciones de mil agentes( S/3´373,105.00) , dentro del plan de retoma de los penales, para incrementar las raciones alimenticias como consecuencia del crecimiento de la población penal (S/ 3’203,970.00) , comprar colchones y frazadas para la población penal a nivel nacional ( S/ 3’582,640.00), comprar materiales disuasivos y municiones (S/ 546,535.00) , poner operativas once postas médicas construidas por el Fondo Mundial (S/ 1’541,750.00) , ampliar la capacidad de albergue y elaborar los expedientes técnicos-contrata ( S/ 9’840,500) , para el mantenimiento del sistema de agua potable , equipos mecánicos, cercos, mallas y concertinas , alumbrado exterior, sistema de evacuación de aguas servidas , coberturas de muros y otros (S/ 4´999,000.00) , asignación especial al personal del INPE que voluntariamente presten servicios de seguridad en los penales durante sus vacaciones y/o días de descanso (S/ 20´465,000.00), contratar y/o nombrar personal médico y profesionales de la salud (S/ 2´544,528.00). Y finalmente, para el pago de arbitrios municipales en situación de cobranza coactiva ( S/ 2´272,165.00).

Cuando terminó de firmar y se despedía , le ofrecí que permanezca con ella el personal de seguridad y la camioneta asignada al presidente del INPE , hasta el lunes, día del relevo, gesto que agradeció con una leve sonrisa.

Entendía sus sentimientos encontrados . No es fácil dejar un trabajo donde el presidente gana a través del PNUD, la nada despreciable suma de 15 mil nuevos soles y, de pronto, vuelves a tu triste realidad , buscador de empleo o conformarse con una pobre pensión o dedicarte a las actividades académicas en donde no ganas ni el 10% de lo que sacas como presidente del INPE.

Ese mismo día (sábado 3 de febrero), a las tres de la tarde, convoqué a los otros dos miembros del Consejo Nacional Penitenciario para llevar a cabo la primera reunión del consejo y empecé a repetir una frase que luego se convirtió en una máxima: “ En tiempo de crisis, la solución de los problemas es para ayer, no para hoy ni mañana”.

Gran parte del domingo 4 de febrero lo utilicé[e para estudiar y conocer sobre la misión y funciones del INPE , así como el papel que iba a desempeñar como presidente del INPE y componente del Consejo Nacional Penitenciario.

No se puede negar que lo primero que impacta en el INPE son los suculentos sueldos que recibe la cúpula o los principales funcionarios.
No es algo que lo haya inventado l sino que así estaba señalado y funcionaba desde las calendas griegas .

En el Estado existen islas como el INPE en donde pocos prestan atención , pero existen algunos avisados – la mayoría han pasado por esta institución – que además del sueldo astronómico, sin mayor esfuerzo, aplicando ese famoso y sabio principio “ dejar pasar y deja hacer “, sin mover un dedo, en menos de un año , puedes comprarte un Mercedes Benz o mejorar tu vida de manera radical.

El sueldo que recibe el presidente del INPE que bordea los S/ 15,000 nuevos soles es libre de polvo y paja .

Me impactó saber que iba a ganar esa suma . Esto explicaba el porqu’e muchos funcionarios del Estado o aquellos que han pasado por este lugar, se desesperan por volver nuevamente al cargo . No lo hacen por amor al chancho sino a los chicharrones.

Toda mi vida o gran parte de ella, había sido policía y en estas profesión , uno se acostumbra avivir con sueldos de hambre, y cuando te retiras, la pensión , sumando el pago por gasolina y otros beneficios , con las justas , arañas los seis mil nuevos soles , pero como presidente del INPE , de pronto , era como si la virgencita me había bendecido, iba a recibir mensualmente el jugoso sueldo de 15 mil nuevo soles .

Pero, tranquilo, me reconfortaba pensando que otros presidentes también habían gozado de este suculento manjar a través de la PNUD ( Proyecto PER/05/002- Apoyo a la Gestión del INPE) y cada tres meses, me iban a renovar el contrato por servicios profesionales .

La diferencia entre el presidente, segundo y tercer miembro del CNP, era casi 1,500 soles. El segundo ganaba S/ 14 ,000 nuevos soles ; el tercero, S/ 12,000 nuevos soles. ¡La locura!

Reitero, esto explica la actitud de muchos funcionarios que han trabajado en el INPE, todos los años luchan, pelean, se arañan, muerden, se desvelan, mueven todas sus influencias, despotrican de la política penitenciaria, se blindan con la “prensa piraña”; todo para ser nombrados o repetir el plato o regresar a esos cargos de confianza.

Así que imagínate, cuánto dinero se llevaron los dos ex presidente del INPE que estuvieron más tiempo en el cargo, el doctor Luís Javier Bustamante Rodríguez (agosto 2001 –febrero 2004) y el doctor Wilfredo Pedraza Sierra (febrero 2004- febrero 2006).

Pero la realidad es golpeante cuando empiezas a comparar el sueldo de un miembro del CNP o algún funcionario de segundo nivel , que gana entre siete mil a once mil nuevos soles, con lo que gana un agente penitenciario que a duras penas reciben entre 700 a 1,200 nuevos soles … es para llorar .

Sólo con el sueldo del secretario general del INPE( 12 mil nuevos soles) puedes contratar hasta ocho nuevos agentes.

La situación es para jalarse los cabellos y darse de cabezazos en la pared, porque las cosas están invertidas en nuestro país. Y siempre he dicho que se debe vivir en el Perú para darte cuenta de lo absurdo que es la vida.

En el INPE, como en muchas instituciones del Estado, existen funcionarios que suavemente , sin hacer ruido, sin mucho esfuerzo, sin arriesgarse, ganan el triple de lo que gana un alcalde provincial .

Esto explica también el porqué esta institución ha sido y será siempre el fortín de reciclados caviares , los mismos que sentados en mullidos asientos de cuero , con abultados sueldos y barriga, rezan todos los días para que no exploten las “bombas de tiempo” o que se rompa el “punto de equilibrio”, un lugar donde medran en las sombras las “serpientes de larga memoria”, haciendo cálculos sobre cuánto tiempo te quedarás como presidente, esperando la oportunidad para morderte el cuello , ya sea porque sacaste o cambiaste a un funcionario de confianza para colocar a otro de confianza o simplemente, porque ese cargo y otros, tradicionalmente siempre han sido de los “caviares” y ahora quieres investigarlos , revelar los misterios de sus entrañas, descubrir el sistema de la corrupción que se ha sedimentado y está enterrado como fardo funerario.

Hablemos algo de la normativa de esta institución para poder entenderla mejor.

Según el artículo 138 del Código de Ejecución Penal , esta institución es parte del Sector Justicia y el Presidente del Consejo Nacional Penitenciario (CNP) , aparte de ser su representante legal, cumple funciones ejecutivas, supervisoras, controladoras y coordinadoras.

Cuenta con un reglamento de organización y funciones (ROF) , documento un tanto desfasado y que está en permanente actualización , cuya primera versión data de 1998 (Resolución Ministerial 199-98-JUS ), y la última del año 2001 ( Resolución Ministerial 040-2001-JUS ),en donde también hace mención algunas funciones del Presidente del INPE .

Era increíble que esta institución con más de 80 años de creada ( 12 de febrero de 1927 ), que empezó a funcionar en la ex Penitencia de Lima la primera escuela de agentes penitenciarios , donde actualmente se encuentra el Hotel Sheraton , que como justo reconocimiento a esta importante labor, el entonces presidente de la República , General de División del Ejército Peruano , Francisco Morales Bermúdez, instauró el 12 de febrero el “ Día del Trabajador Penitenciario” mediante Decreto Supremo N° 007-08-IN), aún no cuente con una ley orgánica que defina su misión, funciones , estructura orgánica, atribuciones, deberes y derechos .

Sin una base normativa, una partida de nacimiento, es difícil proyectar a esta institución con un plan estratégico que le permita concretizar la “retoma” que ya estaba como objetivo para el 2009, o sea, la policía se retiraba de la administración y control de los penales y el INPE se hacía cargo, pasando todo a sus manos, en menos de tres años .

En el contrato que firmo con el PNUD, aparecen las funciones que debía desempeñar como Presidente del INPE : convocar y presidir el Consejo Nacional Penitenciario, formular , dirigir y ejecutar la política del INPE, aprobar y supervisar la ejecución de las políticas del Sistema Penitenciario Nacional, dirigir, coordinar y supervisar el funcionamientos de los órganos de la Entidad, aprobar los documentos de gestión institucional que requieran por el nivel de aprobación, nombrar y contratar personal, encargar jefaturas de unidades orgánicas, designar funciones en cargos de confianza del INPE y removerlos , sancionarlos , conforme a ley, aprobar el plan estratégico institucional y el plan operativo institucional del INPE, aprobar , suscribir convenios y contratos relativos al INPE con entidades públicas y privadas nacionales o extranjeras de conformidad con las normas legales vigentes, aprobar el presupuesto anual y contraer créditos financieros , expedir resoluciones presidenciales sobre actos administrativos del Estado, proponer al titular del Sector Justicia los dispositivos legales de mayor jerarquía relativos al ámbito de su competencia para su trámite antes las instancias correspondientes, aceptar donaciones o legados de personas o instituciones nacionales o extranjeras, designar o proponer a los representantes del INPE ante organismos públicos o privados , delegar al vicepresidente y al tercer miembro del Consejo Nacional Penitenciario las facultades y atribuciones , que no siendo privativas de su función, estime conveniente y resolver en última instancia administrativa, los asuntos de su competencia y las funciones que determine el Código de Ejecución Penal y su Reglamento.

Esto nos da una idea de que es el Instituto Nacional Penitenciario ( INPE) , no obstante que cuenta con los resortes para proyectarse a las alturas y convertirse en una de las instituciones del Estado más eficientes y modernas ( considerado rector del Sistema Penitenciario Nacional , organismo público descentralizado, goza de autonomía normativa, económica, técnica , financiera , administrativa , constituye un pliego presupuestario e integra un sector importante como es Justicia , según los artículos del 133° al 140°, Título IX del Código de Ejecución Penal ) , a través del tiempo, se ha ido fosilizando, no se ha desarrollado convenientemente , sólo había crecido en burocracia , ineficacia , su estructura orgánica no respondía a los cambios y nuevos escenarios, sólo a oscuros intereses de algunos funcionarios que se habían enquistado en puestos claves y, desde ahí, pretenden controlarlo todo, jugando sus propios partidos; incluso, habían secretarios generales que se convirtieron en una especie de gerencia general y concentraban más poder que el mismo presidente , tal es así que acudían antes al secretario general que al jefe del INPE.

Este detalle también pudo observarlo en otros ministerios . El Secretario General, tal vez por costumbre o porque así figura en los reglamentos de organización y funciones, adquieren tanto poder que se convierten, de facto, en el verdadero poder detrás del trono.

Es algo extraño y llama mucho la atención que pretendan asumir la gestión y control de estos organismos (apoyo y asesoramiento) , claves en cualquier ministerio e instituto.

Revisando el proyecto del nuevo reglamento de organización y funciones del INPE, pude darme cuenta que todo estaba orientado para que la Secretaría General adquiera poder bajo la justificante de que así tendría mayor impacto en los lineamientos de gestión.

A la Secretaría de Gestión de la Oficina del Primer Ministro , el proyecto del nuevo reglamento de organización y funciones le encargaba la coordinación y supervisión de la gestión de los órganos de apoyo y de asesoramiento, bajo el pretexto que así iba a tener mayor impacto en los lineamientos de gestión y se recomendaba ampliar sus funciones , además de coordinar y supervisar, dirigir y evaluar la gestión de otros organismos claves en el sistema como es Logística, Oficina General de Administración, Infraestructura, Asesoría Legal .

Acabar con los privilegios, recortarles las alas a ciertos funcionarios , como era la Secretaría General, al jefe de Seguridad, al Jefe de la Región de Lima, al jefe de la Oficina de Infraestructura , y a los directores de la regiones de provincias, recuperar el principio de autoridad, la interdicción de la corrupción y el logro de una efectiva resocialización de los internos; todo ello iba a ser prioritario en la gestión del nuevo presidente del INPE , pero era consciente que realizar dichos cambios, era como ponerle el cascabel al tigre.

La experiencia enseña que existen dos maneras de dirigir instituciones que están en permanente crisis : navegar en la superficie , sorteando las tormentas , rezando todos los días para que las dificultades no te impidan llegar a la otra orilla , sano y salvo , o hacerla las veces del buceador, que de manera audaz y temeraria, se mete en la profundidad del mar para acabar con los monstruos marinos , con la secreta esperanza de no morir en el intento y después, salir a la superficie , sano y salvo.

La mayoría opta por la primera opción para no complicarse la vida , pero está sujeto al azar debido a que las cárceles en nuestro país son “bombas de tiempo” , y explotan en cualquier momento.

Mi temperamento se ajusta a la segunda opción : el buceador que se sumerge hasta el fondo, busca al monstruo , intenta destruirlos, sabotearlos, aunque la muerte sea el resultado en el intento .

También es cierto que todo cambio debe partir de la gente, de los trabajadores y que el elemento humano es vital para el cambio .

En el sistema penitenciario trabajan , tanto policías como agentes penitenciarios , en algunos penales mantienen relaciones son armónicas, pero en otros, las relaciones son altamente conflictivas .

De los 84 penales a nivel nacional, 39 están a cargo de la policía, tanto en la seguridad externa como interna, asumiendo labores de alcaides en muchos de ellos. En esa estrecha relación entre preso –policía o preso-agente penitenciario aparece lo que se conoce como “mimetismo” , tal es así , que en determinado momento no puedes diferenciar al preso del policía o del agente penitenciario, porque todos se confunden en la vieja maquinaria de la corrupción , tan antigua como el penal de Santa Mónica –Chorrillos (mujeres) o todos son piezas del llamado “punto de equilibrio” que mantiene una aparente paz en los penales , mientras no exista desbordes ( todos ganan y nadie pierde ).

Si alguien rompe el “punto de equilibrio” o intenta cambiar a un comandante de la policía que está a cargo de la distribución de los alimentos o impide que durante una semana ingrese droga en los penales, los drogo-dependientes empiezan a desesperarse , generan violencia , se desata la reyerta, los motines, las, las bombas de tiempo prenden la mecha y se rompe “ el punto de equilibrio”.

Entre un policía que custodia penales y un agente penitenciario del INPE, existe más divergencias que afinidades, pero hay algo que los une y los hermana: cuando toman consciencia de que son la última rueda del coche, los abandonados a su suerte, que se encuentran sometidos a continuos riesgos , no solo en cuanto a seguridad sino también enfermedades, porque los penales son focos infecciosos de múltiples males, cuando se dan cuenta que ambos ganan sueldos miserables, sin compensaciones por el alto riesgo que tiene este trabajo, la carencia de incentivos para ser promovidos en el ascenso, la falta de capacitación permanente, etc.
Todos están de acuerdo en que los policías ya deberían haber dejado estas funciones de carceleros, porque no le competen, pero nadie hace algo para cambiar la situación.

El comando policial no toma la decisión de acabar con el apoyo que brinda la PNP al INPE , no obstante que saben que los policías siguen “contaminándose” y dañando la imagen institucional .

La policía ingresa al sistema penitenciario en 1992 cuando el Gobierno de Emergencia y Reconstrucción Nacional promulga la Ley N° 25421 ( 6 de abril ) y dispone de que a partir de esa fecha, el Ministerio del Interior a través de PNP, asuma el control y la seguridad interna y externa de los establecimientos penales y dependencias conexas a nivel nacional , nombrándose una comisión reorganizadora para los penales .

Era la época en que los terroristas se habían adueñado de los penales, hacían sus reuniones, ceremonias en pleno día, marchaban con banderas y tenían las paredes pintadas con su propaganda.

El ingreso de la policía para mantener el orden y la disciplina estaba justificado en ese tiempo porque el INPE había perdido el control de los principales penales como eran Lurigancho y Castro Castro ; además, después del golpe del 5 d abril de 1992, se declaró la capital en estado de emergencia .

A la policía le dieron el control de los dos principales penales en donde estaban los terrorista más peligrosos : Lurigancho y Castro Castro . Estos penales pasaron bajo su férula y así es hasta hoy , pero cuando sucede una reyerta, la ciudadanía piensa que es el INPE que controla estos dos penales, cuando en realidad no es así. .
Se tenía planificado de que antes del 2007, el INPE debía contar con dos directores, tanto en el penal de Lurigancho como Castro Castro y la policía debería quedar en su mínima expresión, solo en cuanto a seguridad externa.

Por el lado de los trabajadores del INPE, existe el convencimiento de que en un futuro no muy lejano, esta institución debe asumir la responsabilidad de dirigir todos los penales a nivel nacional y muchos agentes penitenciarios están de acuerdo con la “retoma”, para ellos esta palabra tiene efectos mágicos, los motiva, pero observan que no existe un plan objetivo para llegar a la retoma de los penales.

Reasumir la dirección, administración y control de la seguridad integral de los 84 penales es un viejo anhelo de los agentes penitenciarios, principalmente de aquellos que se consideran “institucionalistas” , que se preparan para ello, pero que aún no tienen una visión muy clara al respecto.

El tiempo fijado para la retoma era de tres años y cuando me hice cargo de la presidencia del INPE, ya existía una norma al respecto, publicado en El Peruano , de fecha 29 de junio 2006( Ley N° 28769 ) , pero el principal problema que se presentaba era la escasez de agentes penitenciarios.

De lo que se sabe, el mayor ingreso de agentes al INPE sucedió en el año 2005 , cuando se declara en emergencia el INPE por razones de seguridad e interés público, ingresaron 400 agentes penitenciarios a mérito del Decreto de Urgencia N° 004 del 16 febrero 2005, fueron capacitados en el Centro de Estudios Nacionales Penitenciarios y criminológicos ( CENEPC) , pero para el plan de “retoma “ , que debía darse en el 2009, se iba a requerir un aproximado de mil nuevos agentes , algo remoto, partiendo de que el INPE carece de planes, presupuesto y visión para comprender y entender este proceso .

Pero volvamos a nuestro tema principal, el relevo con la saliente presidente del INPE, la doctora Mavila.

Esta mujer tiene bien marcado el sentido de la puntualidad.

El sábado 3 de febrero habíamos quedado en volvernos a encontrar en la sede central del INPE, a las nueve de la mañana del lunes 5 para realizar el relevo , y ese día, media hora antes, ya esperaba en la sala de reuniones , contigua al despacho presidencial, acompañada de la doctora Susana Silva Hasemback y el doctor Javier Llaque Moya; segunda y tercer miembro del Consejo Nacional Penitenciario saliente.

Todo relevo de por sí es tengo y nada grato . No es grato dejar los cargos, los suculentos sueldos , lo único que se desea en esos momentos es firmar y acabar lo más rápido con esta diligencia .Era algo usual que en estos menesteres burocráticos, los formalismos están demás ; lo único que se quiere es abreviar el trámite y adiós.

Confieso que sentía curiosidad por conocer a la doctora Susana Silva Hamseback , el apellido “Hamseback” no me era del todo desconocido. Estaba en la reunión del relevo, frisaba los 38 años, bastante atractiva .

Tiempo atrás, una periodista me preguntó sobre ella, principalmente sobre el apellido Hamseback, cuando asumió el cargo de segunda miembro del Consejo Nacional Penitenciario acampanando a la doctora Mavila.

Querían cuestionar este nombramiento porque , según la periodista, había descubierto que erasobrina de una tal Rosa Hasemback de Armas , el nombre de una mujer que hizo el contrato de la casa de Monterrico – Calle 2- Urbanización Mariscal Castilla, inmueble que fue allanado por el Grupo de Inteligencia de la DIRCOTE el 1 de junio de 1990 .

La supuesta tía nunca fue investigada y lo más probable era que fue utilizada para alquilar este inmueble ignorando quién o quiénes iban a vivir en él .

El cuestionamiento no prosperó y la sobrina continuó en el cargo y ese día estaba frente a mí, como parte del equipo que dejaba el puesto dentro del CNP.

Al tercer miembro del Consejo Nacional Penitenciario , el doctor Javier Llaque Moya, lo conocía desde la época dura del terrorismo , cuando se desempeñaba como juez en la Sala Penal de Terrorismo .

Lo recordaba como un magistrado cortés, diligente, que brillaba con luz propia, hijo de un policía en retiro , de las canteras de la ex PIP, por eso que, cuando ya como presidente del INPE recibe una carta confidencial desde el penal de Lurigancho del 26 de enero 2007 , en donde varios reclusos lo denunciaban como corrupto, desde la época que era secretario del Tercer Juzgado de Ejecución Penal de Lurigancho , en combinación con un Juez que tenía como apodo “El Pibe”, rechacé de plano esa acusación tendenciosa .

Denuncias de este tipo se deben tomar con pinzas , la mayoría busca que dañar la imagen y reputación de gente honesta.

Realice una investigación somera sobre los datos de esta denuncia y se comprobó que eran falsas y calumniosas.

La aceptación del cargo, la conversación con la ministra de Justicia, la firma de la resolución suprema por el Presidente de la República , nombrando a los tres miembros del Consejo Nacional Penitenciario; todo sucedió tan rápido, en un abrir y cerrar de ojos, que de pronto, ya estaba sentado en el sillón de la presidencia.

Apenas terminó el relevo, acompañé a la doctora Mavila hasta la salida del edificio, bajaron la escalera, caminamos por el corredor que da a la puerta principal y los empleados le tributaron a la presidenta saliente, aplausos y reconocimientos. Realmente, esta mujer supo ganarse el cariño y respeto del personal de trabajadores en los seis meses que estuvo de presidente.

Esa mañana , volví a convocar al consejo para revisar la visión del INPE, con la presencia de los principales asesores .

La visión de una institución se proyecta al futuro, mientras que la misión es el propósito o la razón de ser de la institución.

La misión está más relacionado con el tipo de servicios que se brinda o cómo se tiene pensando brindar a partir de la fecha .

Existen instituciones que no tienen una clara visión y muchas veces su misión esta equivocada o debe ser replanteada para afrontar las nuevos retos del entorno.

La visión es de largo aliento y está sujeta a algo elemental : estos cargos son efímeros y por lo tanto, la visión o el motor, el dínamo que debe mover las voluntades, debe estar en consonancia con el período corto en donde vas a desempeñar el cargo, porque viene otro y nuevamente se empieza de cero. Después de darle vueltas al asunto, conversar con algunos asesores, anoté en la pizarra la visión del INPE hasta la fecha del término de mi gestión :

VISION

“Ser una institución moderna, que cuente con personal calificado y competente, preparados para la retoma de los penales en el 2009, con vocación de servicio , que aplique técnicas modernas de tratamiento al interno , en cárceles seguras, ecológicas, saludables, productivas, para contribuir a una real y objetiva reinserción del interno en la sociedad”.

Es algo elemental en la administración pública, tomar en cuenta el contexto.

Puedes hacer un plan estratégico, mejorar la misión, trazar la visión, pero no puedes dejar de lado el contexto , así como que la presidencia del INPE es un cargo público de confianza, contaminado políticamente y más aún, cuando estás ligado al partido gobernante (APRA) .

Por ello, nunca se debía descartar la posibilidad de que en cualquier momento, la prensa “piraña” te pise los talones.

El riesgo también viene cuando se pretende hacer cambios o cuando se desplaza a alguien de su puesto , es seguro que te ganas un gratuito enemigo y ese resentimiento más tarde puede convertirse en informante de la prensa.

Esto se presenta , porque en todo cambio o traslado, se pierde privilegios , ingresos extras ; entonces, uno se debe preparar para las zancadillas o el golpe certero de la “prensa piraña” que aplica un método infalible : “ primero siembra la duda, ataca tu reputación, miente, miente, hasta que tarde o temprano, la mentira se convierta en verdad “.

Si eres aprista, mejor todavía, la izquierda caviar y la derecha se suman a los golpes de manera gratuita, sin invitación, porque no querían saber nada con los apristas. Si ganaron las elecciones , eso no es para gobernar , porque según esta prensa, los apristas han demostrado que no son inmunes al virus de la corrupción.

En nuestro país tenemos una prensa piraña , eso es una realidad que tenemos que aceptarla .

Eso de buscar la verdad o luchar contra la corrupción era puro cuento. Su verdadera naturaleza se condensa en joder, destruir imágenes, hacerlas añicos, lograr en tiempo record que jamás vuelva aparecer en el escenario político, y de paso, marcar la pauta política, decirle a los políticos cómo gobernar, quién es moral y quien no es moral , quién es delincuente, anotarse un cadáver político más en su collar; mentir , mentir , mentir , algo queda, hacerlo polvo, desaparecerlo para que nunca más aspire un cargo político.

¿Todos son pirañas?

Seria un tanto injusto meterlos a todos en la canasta. Todavía quedan algunos periodistas decentes , pero gran sector de ella es parte del mar infectado de tiburones, cuya idea de noticia se reduce a convertir en polvo la reputación de personajes que quieren brillar con luz propia, o teñir los titulares con sangre con noticias tan sensacionales, que si no tienes cuidado, la camisa se te la puedes manchar de sangre .

Aceptar el nombramiento de presidente del INPE fue un mal cálculo político. Apenas fui nombrado, los enemigos empezaron a medrar en las sombras, buscando que hacerme caer,evitar que pueda consolidar una base de poder , y luego, pretenda aspirar otro cargo político de mayor envergadura.

Pensé que el ataque no iba a ser inmediato, que tendría tiempo para prevenirlo, para crear un grupo de inteligencia y contrainteligencia que me sirva de escudo y conocer donde se ocultaban las ratas , pero me equivoqué ,

Desde el mismo día de mi nombramiento, empezó la campaña conspirativa.
La primera movida del peón la hicieron a través de Laura Zavala Chumbiauca, mujer con quien sostuve un largo proceso de querella en el 17 Juzgado Penal de Lima , cuando escribí la nota periodística en junio del 2004: “ Las manos quemantes de Julio Favre” ; nota que desenmascaraba a Ketin Vidal , no sólo en cuanto al papel que tuvo en la captura de Guzmán , sino que lo denunciaba en 26 delitos. En dicha nota periodística publicada en el diario “Correo”, se mencionaba que Laura Zavala Chumbiauca , suboficial de la PNP , casada con un comandante de la policía, mantenía relaciones sentimentales con Ketin Vidal .

Laura Zavala, ex suboficial de la PNP, el 7 de febrero , cuatro días después que asumió el cargo de presidente del INPE, remite una carta a la ministra de Justicia , María Zavala, en donde le hacía conocer que estaba ligado a Vladimiro Montesinos, que había firmado el acta de sujeción , que tenía dos juicios por querellas (difamación por medio de prensa) , que había sido denunciado en el Fuero Privativo por infidencia, desobediencia e insulto al superior ; al final , la carta amenazaba con revelar toda esta información a la prensa sino me sacaban del cargo. Presumía quien estaba detrás de toda esta campana .

Esta carta me la entrega la ministra , al día siguiente, cuando coincidieron en una de las visitas al penal de Santa Mónica, en Chorrillos.

A partir de ese momento, tuve la primera señal de que las “serpientes de larga memoria” se estaban moviendo rápido.

La primeras acciones

Pero, volvamos atrás, cuando acepto el cargo de presidente del INPE , una institución, como muchas del Estado , que se hunde en crisis sempertina,

La experiencia enseña que lo primero que tienes que hace es “coger el toro por las astas”, tus primeras acciones deben estar orientadas a revisar a actualizar el diagnóstico situacional , para luego hacer pequeños cambios , sin romper el “punto de equilibrio “, hasta estar seguro sobre el camino a escoger y los riesgos que se van encontrar más adelante.

Los internos , sobre todo, valoran tres cosas básicas : alimentación, visitas y los beneficios penitenciarios que les permitiría alcanzar la soñada libertad antes de cumplir la condena .Los otras necesidades como las medicinas, estudio, trabajo, habitación, servicios básicos como agua, luz, desagüe, quedan en segundo plano.

Si se lograba satisfacer y mejorar la alimentación, asegurarles sus visitas que por derecho les corresponden y brindarles facilidades para que puedan obtener sus beneficios penitenciarios ; entonces, es factible mantener el equilibrio en las cárceles . Pero , si se alteran alguna de estas “necesidades básicas” o son desatendidas, se produce la reyerta, motín, desorden, reclamos con violencia . De todas las necesidades, la alimentación es prioritario. Lo peor que puede suceder es que la población se enferme debido a que los alimentos están descompuestos o se presenten cuadros de intoxicación masiva , con secuela de deshidratación masiva y complicaciones renales.

Esto lo pude comprobar apenas un días después de asumir el cargo , cuando me dieron cuenta que hacía dos semanas, el penal de Chimbote estaba por reventar , la bomba de agua se había malogrado y escaseaba el líquido vital , no había para lavar los alimentos y cocinar. El agua era abastecida por cinco cisternas, se pagaba todos los días 600 nuevos por el agua de cisterna y los internos estaban molestos porque se les daba una hora de agua en el día .Este problema está amarrado a otros.

El INPE carecía de un plan de mantenimiento a nivel nacional, el presupuesto era mínimo y cuando se reparaba un motor o bomba de agua, ex profesamente se inflaba las facturas y el presupuesto de gastos , asimismo, la mayoría de bombas de aguas en todos los penales habían colapsado ; otras, como en el penal de Chimbote, estaban inoperativas por desperfectos mecánicos.

La oficina de infraestructura había encargado a una empresa que saque la bomba y realice un diagnóstico para saber cómo estaba. Pero como demoraba el contrato, las piezas estaban expuestas a la intemperie .

Cuando se presentan este tipo de problemas , relacionados con los servicios básicos (agua, luz, desagüe), la solución no puede esperar y se deben adoptar medidas urgentes .

Lo primero que dispuse fue enviar al técnico José Flores, recientemente contratado y nombrado jefe de mantenimiento de la Sede Central , un profesional , diligente, honesto, con la consigna de que en menos de una semana encuentre la solución al desperfecto de la bomba de agua . Así fue, y lo hizo ahorrando casi el 50% de lo que se había presupuestado.

El jefe del INPE, no solo debía tener conocimientos sobre aspectos legales, criminológicos, criminalísticos, seguridad penitenciaria, también debe ser un ejecutivo , pero sobre todo, decidido a encontrar rápidas soluciones, viajar al lugar, ver con sus propios ojos las anomalías, adelantarse a los hechos , evitar que la situación degenere en el caos.

Estos problemas “domésticos” ( el mantenimiento de las bombas de aguas) , si no eran atendido a tiempo, se genera otros problemas mayores y la población de internos se alteran , se amotinan.

Al final, tienen un problema de seguridad e inviertes más dinero en reparar un motor que se pudo evitar con un debido mantenimiento preventivo .

Otro problema se presentó en el penal de “Piedras Gordas” , además del eterno problema de “bloqueadores que no bloquean” , en camino de convertirse es un penal como Castro Castro que sólo tiene de nombre eso de “ penal de máxima seguridad”, era el problema del mantenimiento del grupo electrógeno, situación que demandaba urgente reparación y hasta el momento, nadie lo había hecho . Desde el 31 de enero 2007 , la máquina estaba inoperativa y todos sabían que ante un eventual corte de energía eléctrica, los presos iban a quedarse cerrados en sus celdas sin salir todo el día, porque las puertas de las celdas funcionan electrónicamente . La solución ante esta eventualidad sería abrirlas manualmente, pero esto demandaría tiempo y riesgos. Este problema también se solucionó en un abrir y cerrare de ojos y con bajo presupuesto.

Era otro problema histórico, enraizado en el sistema, sin solución a la vista, era el hacinamiento. La mayoría de los penales sufren de este mal y en algunos como los penales de Lurigancho y Sarita Colonia (Callao) , llega a su máxima expresión . Existe una sobrepoblación que los convierte en ingobernables y en verdaderas “bombas de tiempo”.

Cada vez que la preguntaban a María Zavala sobre el problema del hacinamiento en los penales respondía que ya existe las recomendaciones de la comisión multisectorial (octubre del 2006) y sólo faltaba implementarlas.

Se habla de sistema penitenciario, pero en realidad eso no existe.

El INPE como institución , estaba desconectado a nivel nacional y los penales no tienen un cordón umbilical con la Sede Central y con otras instituciones vinculadas a sus funciones , tales como , la Policía Nacional, el Ministerio de Salud, el Ministerio de Justicia, etc.

Desde mayo 2006 estaba pendiente la instalación de una estación repetidora de microondas con la finalidad de interconectar la Sede Central con los distintos establecimientos penales , principalmente los penales de Lurigancho y Castro Castro. Este era un asunto de máxima prioridad y sólo requería una decisión rápida y del más alto nivel.

Como los diagnósticos situacionales del INPE estaban desactualizados , desde la primera semana de febrero , me di tiempo para visitar los penales y conocer in situ la problemática de cada uno de ellos.

Estaba convencido de que sólo se puede captar la realidad , visitando los penales, conversando con los operadores del sistema , directores, subdirectores y personal técnico más caracterizado , principalmente los penales que tenían altos índices de hacinamiento como son : Lurigancho , Sarita Colonia, Piedras Gordas, San Jorge, Castro Castro.

Antes de la visita , empecé a citar a los directores y al personal de técnicos de cada penal de Lima para recibir de ellos mismos sus impresiones y sugerencias.

Luego, empiezo las visitas , sin avisar , desviando la atención - se comunicaba la visita de un penal , pero el mismo día se visitaba otro ).

La idea era caer de sorpresa, inopinadamente, conocer in situ la problemática de cada penal, buscar soluciones rápidas , urgentes, en el lugar. Una cosa era que te lo cuenten; otra, ver con tus propios ojos .


Atacar el hacinamiento era tarea urgente, pero antes había que solucionar algunos inconvenientes, pequeños ante la magnitud del hacinamiento, pero que tendría efectos inmediatos : coordinar con el comando policial para que rote el personal de agentes policiales, por los menos el 60% de los policías que estaban destacados en los penales de Lurigancho y Castro Castro debido a que la mayoría estaban “contaminados” o formaban parte del sistema corrupto; precisar bien las funciones del personal de la policía y de los agentes penitenciarios con la finalidad de que exista un trabajo coordinado y no se crucen las funciones ; conversar con los delegados de los pabellones y tratar de cumplir en lo posible con el compromiso pactado entre los delegados y la ex presidente del INPE, doctora Rosa Mavila, cuando firmó un acta en donde se comprometía a realizar ciertos trabajos en el penal de Lurigancho , antes de dividirlo en dos .

Era aconsejable cumplir los compromisos firmados con los delegados de los pabellones. Estas cosas son serias y si no lo haces, pierdes credibilidad.

Es la primera lección que aprendes en el cargo . Al preso no le gusta que los engañen y si no pretendes cumplir con lo que prometes, mejor no lo hagas y quédate callado .

El 7 de febrero, durante la segunda reunión del consejo, presento a los nuevos funcionarios de confianza: doctor Carlos Pérez , Jefe de la Oficina de Asesoría Legal y José Alberto Flores Santillana , Jefe de Mantenimiento de la Sede Central ; sujeto que con su habilidad y técnica , se daba el lujo de reparar una bomba de agua sumergible en cualquier penal en menos de quince días .

Al abogado , Carlos Pérez, le encomiendo las tareas de revisar y acelerar la normatividad sobre la Ley del Trabajador Penitenciario y que prepare un equipo de abogados para llevar a cabo el plan de emergencia en los penales de Lurigancho y Sarita Colonia para atacar el hacinamiento.

El segundo, como técnico egresado de SENATI y especialista en mecánica industrial, experto en motores, bombas y electricidad industrial, le encargo la encargaba la misión de viajar a la brevedad la ciudad de Chimbote para solucionar el problema de la bomba de agua del penal.

José Flores, en menos de una semana, logró reparar la bomba de agua y sólo gastó la friolera suma de 12 mil nuevos soles.

Por la otra vía (licitación) , hubiese costado la suma de 100 mil nuevos soles.
Ese pequeño detalle (reparación de la bomba de agua del penal de Chimbote) era un indicio de cómo se venía realizando los gastos en el área de mantenimiento.

Se convocaba a licitaciones, demoraban la solución, la reparación demandaba casi mil por ciento en gastos y el retardo de la solución del problema, mermaba el escaso presupuesto del INPE y buena parte del dinero terminaba en los bolsillos de algunos funcionarios “ de confianza”, de regímenes anteriores .

Todo ello era detonante para los motines en los penales.

Otro tema pendiente era la seguridad y la inteligencia.

La idea era desligar la inteligencia de la dirección de seguridad , que tenga autonomía propia y redefinir el currículo de formación de los agentes penitenciarios para diseñar un nuevo perfil de agente penitenciario, acercándose al perfil de un policía ; luego, gestionar para que el currículo sea aprobado por el Ministerio de Educación y los cursos puedan ser revalidados en el sistema educativo nacional.

La dirección de inteligencia debía dar nacimiento a una verdadera estructura de inteligencia en el INPE , con funciones específicas , orientadas a luchar contra la corrupción y combatir a las bandas que habían convertido las cárceles en sus centros de operaciones.


Para que dirija la naciente oficina de inteligencia, entró como director de inteligencia un abogado cuyas características más resaltantes era su discreción, lealtad e iniciativa.

En todas las visitas a los penales de Lima, tanto en la capital como en provincias, me hacia acompañar con un fotógrafo y filmador para levantar el inventario fílmico de todos los penales que visitaba para luego estudiar las imágenes y saber en qué situación recibía cada penal. Esta es una omisión en el relevo de los presidentes, no se conoce cómo se recibe cada penal .

Además de los problemas mencionados, habían otros dos que si no se resolvían de inmediato, podían reventar en cualquier momento. Uno era el penal de “Piedras Gordas”. Hasta ese momento no había recepción final y liquidación de la obra del Penal “Piedras Gordas “ .

El otro problema tenía que ver con los bloqueadores de telefonía móvil que funcionaban de manera parcial en dicho penal , pero que los representantes de la empresa encargada de colocarlos, todos los días gestionaban para que se les cancele el pago , pero , ningún presidente se atrevía a darle luz verde al pago porque no estaban funcionando al cien por ciento .

Al no decepcionar el penal, tampoco se les podía pagar o liquidar a los proveedores de los bloqueadores, por lo tanto, los documentos de la empresa MACROCORP para la recepción rondaban de una oficina a otra, esperando que algún despistado los firme o sean rubricados por alguna comisión , dándole conformidad .

La trampa estaba en que el presidente o la comisión que firme el acta de recepción del Penal “ Piedras Gordas”, sin antes someter a una investigación administrativa- disciplinaria a los responsables de las irregularidades detectadas en su construcción, se iban a colocar la soga en el cuello.
En cuanto a los bloqueadores, el riesgo consistía en que una vez cancelado el contrato, nadie aseguraba su funcionamiento al cien por ciento.
Ya se había detectado que habían lagunas o espacios en blanco en donde los bloqueadores no bloqueaban las llamadas de celulares que salían del penal “Piedras Gordas”.

El problema de los bloqueadores , que al final no eran un asunto técnico sino humano( los agentes apagaban los bloqueadores o movían las antenas a su discreción, vendiendo esos valiosos minutos o horas a los internos), era uno de los tantos problemas que tenía dicho penal construido por el Consorcio Piedras Gordas-2003 , empresa ganadora de la Buena Pro de la Licitación Pública OSP/101/121 , convocada por la UNOPS y que demandó una inversión de US$ 8’312,912.79 , incluido el IGV.

La Contraloría General de la República al INPE había realizado un examen especial para evaluar el proceso de ejecución de la construcción del EPRCE Piedras Gordas” y encontró responsabilidad administrativa en dos ex presidentes y ex funcionarios del INPE por haber omitido supervisar a las empresas contratadas por UNOPS , tanto en el estudio, ejecución y supervisión de la obra y porque no haber asegurado la implementación de procedimientos y mecanismos de control y supervisión técnica que garanticen la inversión realizada.

Cuando la Contraloría culmina el examen especial, elabora el Informe N° 166-2006-CG/SDR en donde recomienda en el segundo punto del informe, que la Oficina General Jurídica del INPE emita su opinión sobre el mejor procedimiento a seguir para implementar sus recomendaciones .

Esta oficina dio su opinión en el sentido que la ministra de Justicia , como titular del sector, nombre una comisión ad hoc , con el presidente del INPE a la cabeza, para encargarse de procesar administrativamente y disciplinariamente a los ex presidentes del INPE, Dr. Luís Bustamante Rodríguez y Dr. Wilfredo Pedraza Sierra y que nombre una segunda comisión para investigar administrativa y disciplinariamente a los otros funcionarios que mencionaba el informe de la Contraloría por no haber advertido las deficiencias en el funcionamiento de las instalaciones y equipos de la obra, incumpliendo las funciones que les correspondían como integrantes de la comisión de recepción provisional .

La comisión auditora de obra visitó el penal “Piedras Gordas” el 2 de marzo 2006 y los días 11 y 12 de abril , del mismo año, constatando que en las losas de concreto del entrepiso de los diez pabellones y en la caseta de reservorio número uno, habían fisuras y rajaduras , situación que alteraba las estabilidad de la losa de concreto y la cimentación de la caseta de control respectivamente asimismo verificaron que había inestabilidad en el talud de un sector de la zona denominada “Tierra de Nadie” , situación que podía provocar el colapso de un tramo del cerco sensible metálico, así como escasa ventilación en los ambientes internos del penal , propiciando la aparición de enfermedades respiratorias y/o alérgicas en los internos y en el público usuario .

También se dieron cuenta de la inoperatividad e incompleto equipamiento del sistema de seguridad que significa un riesgo para el normal funcionamiento del penal al no cumplir con la condición de máxima seguridad, previsto en el proyecto original y que la infraestructura y/o equipamiento .

Esto hacía que este penal nunca iba a funcionar en su máxima capacidad debido a la inoperatividad en cuanto a algunos equipos industriales para la conservación y preparación de alimentos.

Los hechos revelaban el riesgo potencial que existía al recepcionar una obra que no tenía la calidad especificada de terminada, tanto en cuanto a materiales y equipos, así como en la ejecución de la infraestructura e instalaciones; en síntesis, no estaba garantizado el periodo de vida útil de la obra para lo cual fue construida, poniéndose en riesgo la inversión realizada y la seguridad del penal.

Esta situación hacía presumir que la solución de los problemas que presentaba “Piedras Gordas” y el de los bloqueadores, iba a demandar un buen tiempo, mientras tanto, la prioridad era actualizar el diagnóstico situacional, evaluar a todo el personal de funcionarios y colocar en puestos claves a funcionarios de confianza. Los próximos días , estuve abocado a diseñar el plan corto plazo para seis meses, paralelamente , envio directivas para que los directores de los penales realicen pesquisas periódicas con apoyo de seguridad, inteligencia , buscando el factor sorpresa y con precisión de “cirugía”.

El plan de corto plazo contemplaba coordinar con las unidades especializadas PNP (Dinandro y Dinincri) para evitar que las cárceles se conviertan en centros de planificación del crimen organizado.

Crear y potenciar la unidad de inteligencia y contrainteligencia que en esos momentos estaba en estado embrionario.

Gestionar un nuevo local para Sede Central que estaba altamente tugurizado.

Fortalecer la oficina de informática, dándole prioridad a la implementación del sistema de registro penitenciario ; sistema que se había convertido en toda una “mecida” del ex presidente , Wilfredo Pedraza, porque el tiempo que estuvo como tal, presentó y aseguró que el sistema iba a funcionar en su gestión y nunca fue así.

Realizar el censo jurídico a cargo de una comisión de abogados del INPE con apoyo de los colegios de abogados de Lima, Callao y Cono Norte. Llevar a cabo el censo físico , con apoyo de la RENIEC . La oficina de Informática debía culminar el sistema integrado de gastos administrativos y acabar de una a vez por todas con ese l bendito problema de los “bloqueadores” del penal de Piedras Gordas.
Había que implementar, de inmediato , el plan de austeridad , así como racionalizar todos los ( movilidad, gasolina, celulares, cámaras fotográficas).

Crear el Comité de Crisis para manejar contingencias ( probable amotinamiento Lurigancho o huelga de trabajadores por bajos sueldos)

Continuar las obras en Lurigancho (Schok de Inversiones 2006-2007, 5’598,714 , dotación sistema de agua para pabellones industrial y 16 , mantenimiento de instalaciones eléctricas , construcción muro para dividir penal Lurigancho para proteger población más vulnerable, reparación centro de albergue( tema de conflicto).

Elaborar una eficaz metodología para luchar contra la corrupción. Estudiar la problemática de los trabajadores penitenciarios en cuanto a los bajos salarios para encontrar una solución equitativa y justa .. Proseguir con la gestión para obtener crédito suplementario para construir dos penales . Se requería 50 millones de nuevos soles. Revisar y actualizar la normatividad vigente ( ROF, CAP, TUPA). Era imperativo nombrar una supervisora de los servicios de alimentación y nutrición que dependa directamente de la presidencia para garantizar la calidad de la alimentación y asegurar que los alimentos lleguen a todos los internos de los distintos penales.En los establecimientos penales se suscitaban serios problemas en el almacenaje y distribución de los alimentos.

Las empresas proveedoras no cumplían con el horario para la entrega del desayuno y la calidad de los alimentos, no suministraban el combustible para la preparación de la cena del día, no se nombraba una nutricionista por parte de la empresa, no cumplían con entregarle al nutricionista del INPE la programación de los menús en cada quincena, así como no se les presentaba los formatos de composición nutricional de sus menús programados.


Estos documentos eran necesarios e indispensables para el control de adecuación nutricional de las dietas(calidad, cantidad, calorías, proteínas, carbohidratos).
La supervisora de alimentos debía comprobar las condiciones de trabajo del servicio de alimentación para que sean optimas.
Todas estas irregularidades hacían que las mafias se enriquezcan con la distribución de alimentos, principalmente en el penal de Lurigancho.

El nutricionista itinerante de los penales de Lurigancho y Castro Castro, licenciado Luís Alberto Sánchez Miranda, en su Informe Nro. 008-2007-INPE/16-234-ADM-NUT del 22 de febrero daba cuenta a la presidencia de una serie de irregularidades que se estaban presentando en la distribución de alimentos.

El personal de policías del penal de Lurigancho se habían adueñado del Almacén Central , lugar donde llegaban los alimentos para ser distribuidos en los pabellones y omitían darle información al nutricionista del INPE sobre las actividades que realizan en el almacén . Según ellos, sólo responden ante su comando . Al nutricionista sólo le permitían verificar la calidad pero no la cantidad de los mismos. En la práctica , era imposible calcular qué cantidad de alimentos ingresaba al penal .

Todos los objetivos y metal de plan de corto plazo estaban enfocados a solucionar el problema del hacinamiento como secuela de la sobrepoblación, la ausencia de orden y autoridad, luchar contra la corrupción - tanto administrativa como operativa- y buscar alcanzar el verdadero objetivo del régimen penitenciario que era la rehabilitación a través del trabajo y la educación para que el interno se reinserte a la sociedad cuando purgue su condena .

El plan se elaboró en base a las siguientes variables : población penal, presupuesto , infraestructura, recursos humanos, seguridad e inteligencia, educación, salud, tratamiento, informática y telemática , política anticorrupción y promoción de la ética pública, gestión e imagen.

Pero muchas veces el destino no depende de los planes sino de saber descubrir y controlar a las “serpientes de larga memoria” que medraban en las sombras y avanzaban en su empeño de tumbarme del cargo lo más rápido posible, antes que conforme una base de poder y consolide el sistema de inteligencia.

TESTIMONIO BENEDICTO EN MEGAJUICIO FUJIMORI

KETIN CON VLADIMIRO CONVERSAN SOBRE BENEDICTO Y MARCOS MIYASHIRO 25DIC1999